Cuaderno de naturaleza

Todos los niños deberían hacer en verano un cuaderno de naturaleza

Los cuadernos de naturaleza pueden ser una opción magnífica para volver a conectar a los niños con el medio natural. Una actividad muy sencilla, barata y perfecta para verano.

cuaderno
Fuente: iStock

La inmediatez de la sociedad en la que vivimos actualmente está consiguiendo que los niños se desconecten de la naturaleza. Que no dispongan de todo el tiempo libre como para salir a dar un paseo al campo, hacer alguna ruta de senderismo junto a sus padres o disfrutar de unos días de desconexión protagonizados por el silencio y el sonido del medio natural.

Y, lamentablemente, esta es una mala noticia, puesto que son muchos los estudios que aseguran que pasar tiempo en la naturaleza calma el estrés, tranquiliza, alivia la ansiedad e, incluso, mantiene a raya la microbiota intestinal y cutánea. “Pasar por el campo o por algún parque tiene numerosos beneficios físicos y psicológicos: respirar el aire, sentir el viento en la cara, compartir tiempo en familia disfrutando de la naturaleza”, nos contaba en este artículo la psicoterapeuta Mónica Gonzalo.

Sabemos que las rutinas y las prisas del día a día no son las mejores aliadas para dar paseos en la naturaleza, pero durante las vacaciones de verano las excusas se acaban. Los días son más largos, los padres disfrutamos de jornadas de vacaciones, los niños tienen todo el tiempo libre del mundo para disfrutar y volver a conectar consigo mismos… Y, además, escogiendo esta opción podemos pasar tiempo de calidad juntos (y eso no viene mal).

Un cuaderno de naturaleza, vuestro aliado

Para volver a reconectar a los niños con la naturaleza tenemos que tener muchas ideas en la cabeza para que ellos no lo vean como un aburrimiento. Aunque, confesamos, salir a dar paseos y poder correr sin límites en medio del campo les vuelve locos, también podemos aprovecharlo para que conozcan un poquito más sobre el mundo que nos rodea.

Una buena opción para conseguirlo es explicarles cómo hacer este verano un cuaderno de naturaleza. Un cuaderno que podrán seguir alimentando durante todas las estaciones del año y que puede ayudarles a identificar cómo cambia la naturaleza en primavera, otoño o invierno.

Te explicamos, a continuación, como hacer un buen cuaderno de naturaleza junto a tus hijos:

  • Lo primero que tenéis que hacer es conseguir un cuaderno con las hojas en blanco o con un buen montón de cartulinas o folios a los que se les pueda añadir una anilla para tenerlos todos juntos.
  • En vuestros paseos continuos por el medio natural (da igual que sea en el campo, por la playa o, incluso, por un parque en medio de la ciudad) iréis recolectando todas las hojas, plumas de animales y cualquier elemento natural que os encontréis y os resulten interesantes.
  • Al llegar a casa, pediréis al niño que investigue sobre cada elemento que ha recogido: ¿Qué es? ¿De dónde procede? ¿Podríamos verlo también en otra temporada el año? Y así con todas las preguntas que se os ocurran.

Por último, el niño tendrá que ir pegando un elemento en cada página de su cuaderno junto a una breve descripción con la fecha, lugar de la recogida y toda la información que ha encontrado con respecto al mismo. Además, podrá incluir los sentimientos que tuvo durante el paseo.

Los beneficios de los cuadernos de naturaleza

Esta actividad tan sencilla guarda un montón de beneficios. Algunos de ellos son:

  • Ayuda a afianzar conceptos del medio natural vistos durante el curso escolar
  • Es perfecta para trabajar la lectoescritura durante las vacaciones de verano
  • Ideal para trabajar la autoestima y la autosuperación
  • Una maravillosa alternativa al aburrimiento infantil durante las vacaciones
Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo