Consejos

Trucos para ordenar el armario de los niños

Repasamos los consejos más eficaces y útiles a la hora para sacar el máximo partido de este espacio de almacenaje.

Diseñar y ordenar un armario infantil desde cero es un reto difícil. Además, para nada se trata de una cuestión baladí, rutinaria o sin importancia. La tiene, y mucha. Sobre todo el diseño del mismo, ya que la ordenación tiene fácil solución si no os gusta. Sin embargo, los próximos años os congratularéis u os arrepentiréis de haberlo diseñado de esta u otra forma.

Dado que, si habéis clicado en esta pieza, lo habréis hecho buscando consejos prácticos y concisos, vamos al grano. Estos son los consejos de los expertos como Houzz, plataforma especializada en la renovación del hogar, para diseñar y ordenar un armario infantil desde cero.

Adaptar el armario a la medida de la ropa

Tanto para diseñar el armario como para elegir qué colocar en cada parte es fundamental tener en cuenta el tamaño de la ropa del niño. Pero al mismo tiempo, debes elegir detalles versátiles, que luego puedas readaptar sin mucho esfuerzo ni coste una vez el peque crezca. Por ejemplo, es útil colocar dos barras para colgar en el mismo espacio, una encima de otra, siempre y cuando dejes un espacio para colgar prendas largas como los vestidos cuando estos sean de tallas más grandes. 

Barras

Ya hemos adelantado el tipo en el ejemplo anterior, pero insistimos en ello porque es una realidad que en los armarios infantiles caben más barras que en los de adulto. Y las barras siempre se pueden retirar o adaptar más adelante, cuando crezcan. Utiliza la superior para camisetas, camisas, etcétera, y comprueba si debajo tienes espacio para más barras y cuántas teniendo en cuenta el tamaño de la ropa de tu hijo o hija. Cuidado con los vestidos y petos que suelen colgar más. Recuerda que no hace falta que la distancia entre barras y el techo y suelo del armario sea la misma; debe ser la que necesites para aprovechar mejor el espacio disponible.

Vacía el armario y clasifica la ropa

Tanto si quieres reordenar cómo colocar por primera vez, visualiza el espacio vacío. Clasifica las prendas sobre la cama y así podrás saber cuánta ropa hay y de qué tipo. 

Baldas

Son un gran aliado porque se pueden adaptar a distintos tamaños y necesidades. Pide, si diseñas a tu gusto el interior del armario, al carpintero que te deje los agujeros ya hechos para que puedas modificar el lugar de las baldas a tu gusto. Como en las librerías. Quizá no quede tan bonito el interior del armario, pero esto es una cuestión práctica por encima de todo. 

Cajones y zapateros accesibles

Incluye en el diseño del armario, si lo necesitas, cajones o un zapatero interior. Ambas son cuestiones opcionales pero no debes descartarlas a la hora de diseñar la habitación. Nuestra recomendación es que, de incluirlos en el armario, estén accesibles a los peques en altura y uso para que así fomentes su autonomía cuando tengan edad para ello. Podrán coger su ropa interior o su calzado y también guardarlo al llegar a casa. 

Perchas

Que sean infantiles y lo más compactas posibles. No uses perchas de adulto en un armario infantil. La cuestión estética en relación con las perchas, en cambio, la dejamos a tu parecer porque es completamente subjetiva.

Separadores

Son también muy útiles en armarios donde tengas cajones, así que valora la opción de incluirlos. También las perchas que se pliegan abultando así mucho menos, como por ejemplo las de pantalones. En ellas puedes colocar los pantalones que sean del mismo estilo. 

Divide por temporadas

En un armario infantil puede que no te haga falta tener ropa fuera del armario cuando no sea su temporada, pero este es un recurso clave para ordenar bien un armario, y por lo tanto, debes tenerlo siempre en cuenta. Incluso cuando te quepa todo dentro del mismo armario es importante escoger un orden acorde con la temporada. No tiene sentido dejar delante y en las baldas más accesibles los jerséis cuando sea verano y viceversa con las bermudas, por ejemplo, en invierno.

Armarios compartidos

Un truco para diseñar armarios infantiles compartidos por dos hermanos es utilizar perchas de distintos colores para la ropa de cada uno o bien reservar una barra para cada peque. Si no haces nada al respecto, será una locura para ti en el día a día y será imposible para ellos manejarse con su ropa.

Hacerles partícipes

Como consejo final, si vuestros hijos e hijas ya tienen una edad acorde para ello, podéis hacerles partícipes de los detalles de la organización del armario. Así sabrán dónde está cada tipo de prenda o accesorio y se sentirán responsables del mismo porque ya son “mayores”. Es una manera de reforzar su autoestima también.

Un par de ganchos en algún espacio de la habitación para colocar la mochila y la chaqueta, un perchero, o un burro compacto pueden ser recursos, como la imprescindible cómoda, que os ayuden a mantener el armario de vuestros peques más ordenado, ya que es clave que no estén sobrecargados. 

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo