Viajes con los niños

Viajar en familia: ¿qué se debe tener en cuenta?

Sí. Las vacaciones son para disfrutar, pero cuando los niños son pequeños, a veces son complicadas. No obstante, no significa que no podáis disfrutar de ellas. Mira estos consejos.

familia
Fuente: iStock

Hacer viajes con los niños es la opción por excelencia para pasar tiempo en familia. Claro que, cuando tus hijos son pequeños también hay que tener en cuenta que puede convertirse en una odisea. Si el día a día ya es difícil en casa… ¿Cómo mantener el orden fuera? Veamos algunos consejos para disfrutar de los días libres con los niños y no morir en el intento.

El objetivo de las vacaciones es que podáis descansar mientras hacéis actividades que a todos os gusten, porque si estáis agobiados, ni los mayores ni los pequeños lo pasaréis bien. A continuación, vemos pequeñas recomendaciones para conseguirlo.

Busca el lugar más conveniente para todos

Es esencial, para empezar a disfrutar debéis elegir un lugar adecuado teniendo en cuenta que viajáis con niños. Sea cual sea el destino final, lo ideal es buscar uno que tenga algo de entretenimiento para los más pequeños, además de para los mayores. Así todos disfrutaréis de algo que os gusta hacer.

Ten en cuenta el ocio de los niños

Como decimos, es importante considerar que los niños van a tener opciones para pasárselo bien. Para ello, podemos pensar si al destino elegido acudirán otros menores de la misma edad para poder jugar.

Por otro lado, piensa en la organización del viaje. Si tus hijos son muy pequeños quizá no es buena idea ir a varios lugares en pocos días viajando de un lado para otro. En su lugar podéis optar por permanecer más tiempo en un único sitio.

No exageres con el equipaje

Aunque dadas las necesidades de los niños parezca que tengas que llevar la casa entera. Realmente no es necesario hacer un equipaje gigante para cada niño.

Recuerda las precauciones de seguridad

Parece obvio, pero no está demás que cuando se viaja en familia, se mantengan algunas precauciones de seguridad. Sea donde sea que vayáis es crucial que consultéis las normas, por ejemplo, en las piscinas. Asimismo, otra recomendación es que, si los niños son muy pequeños, se les dé una pulsera o un colgante con su nombre y un teléfono para que puedan identificarlo, puede ser una medida muy útil en la playa.

No te agobies con rutinas estrictas

No pasa nada si los pequeños comen más tarde o se van a dormir unas horas después de lo habitual. Aunque lo aconsejable es no descuadrar mucho las rutinas familiares porque son beneficiosas para los más pequeños, para algo son vacaciones y no hay que agobiarse con rutinas cerradas de comidas y de sueño.

Sé flexible con los gustos de los demás

Lógicamente no se trata de cumplir todos los caprichos de los niños. Pero sí que podemos tener en cuenta si les apetece hacer alguna actividad o una comida algo más especial. Aprovechemos estos días libres para cambiar un poco los planes.

Disfruta en familia

Por supuesto, este es el punto fundamental. Lo esencial de las vacaciones que disfrutéis en familia y que reunáis un montón de recuerdos y anécdotas. Y aunque en algunos momentos pienses que “os tendríais que haber quedado en casa”, finalmente pasaréis un buen tiempo todos juntos que les aportará grandes beneficios a los niños.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo