Ocio

Vivir un rato sin niños… ¿Es posible?

Convertirse en padres es el papel principal que ocupa la vida de cualquier pareja con un recién (o no tan recién) nacido. No obstante, es muy importante que no nos olvidemos de nosotros por múltiples factores.

Vivir un rato sin niños… ¿Es posible?

Y es difícil encontrar un hueco para poder volver a ser nosotros mismos cuando las guarderías, colegios, pañales, cremas, baños, comidas y pediatras varios copan todas las horas de nuestra agenda diaria. Pero sí, es muy importante que encontremos un hueco para que podamos relajarnos y seguir siendo aquello que éramos (y no hemos dejado de ser por el hecho de ser padres o madres).

Una escapada sin niños... y sin culpa

- ¿Mala conciencia?: Olvídate de pensamientos negativos sin sentido. Hay que pensar con objetividad: si damos todo el amor y cariño del mundo, si atendemos cada mínimo detalle de nuestros pequeños, ¿por qué pensar que hemos de estar a su lado constantemente todas las horas de todas las semanas de nuestra vida? Un poco de relax nos ayudará a olvidarnos del estrés y nos hará levantarnos de nuevo con energías renovadas

- Bendita distancia: Tomar un poco de distancia de lo que más nos importa nos permitirá apreciar aún más a quienes tenemos cerca. No hace falta irse una semana de viaje: basta estar sin los niños un par de horas, una cena tranquila cambiando de ambiente, para darnos cuenta de lo importantes que son en nuestras vidas.

- Siempre hay alternativas: Con nadie, absolutamente con nadie, van a estar mejor que con nosotros, sus padres, pero eso no significa que eso tenga que ser así constantemente. Siempre encontraremos abuelos, tíos o amigos que puedan disfrutar de nuestros peques y con los que nuestros pequeños disfruten.

- La importancia de ser una misma: La educación que damos a nuestros hijos se basa en nuestros principios y valores. Es muy importante que estos se mantengan y que no olvidemos lo que somos y lo que queremos ser. No hace falta irse a la India a visitar a un maestro de yoga para encontrarnos (no nos metamos en terrenos de músicos), basta tener un poquito de tiempo y mirar al suelo para ver el camino que nos ha llevado al lugar maravilloso en el que nos encontramos.

 

 

Etiquetas: familia, hijos, pareja, tiempo libre

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS