Fin de la baja maternal

Vuelta al trabajo: ¡Ánimo, tú puedes! ¡Hazlo bien y con pasión!

No te pierdas los consejos de Katie Ledger, ex presentadora de la BBC y actual miembro de la Junta BrandYou de LinkedIn, para volver a la vida profesional después de ser madre con más fuerza que nunca. ¿Has tenido un bebé? ¡Reinvéntate!

Vuelta al trabajo: ¡Ánimo, tú puedes! ¡Hazlo bien y con pasión!

Autora de “And What do you do?” (¨¿Y tú, qué haces? ¨), ex presentadora de la BBC y actual miembro de la Junta BrandYou de la red social profesional LinkedIn, Katie Ledger comparte con nosotros ideas sobre cómo volver a la vida profesional después de ser madre. El tiempo en que dejas de trabajar después de dar a luz para cuidar a tu hijo es una oportunidad fantástica para replantearte tu futuro profesional.

Y es que, como dice Katie Ledger: “Si puedes controlar a dos niños gritando, puedes controlar cualquier cosa”

Ser madre te da la oportunidad de reinventarte

“Un niño no es una barrera, sino todo lo contrario. Un niño puede convertirse en una oportunidad excelente para reinventarte y volver a la vida profesional más fuerte, más madura y con una visión más clara de lo que realmente quieres.”

“La forma de volver a tu vida profesional también depende de lo que estabas haciendo antes de la maternidad. Cuando tienes un bebé, todo cambia a tu alrededor: un hijo no viene con un manual de instrucciones, y tienes que encontrar la mejor manera de controlar todas las novedes tú sola”.

“Quizás es el trabajo más difícil de todos, ya que una solo puede aprender a ser madre siendo madre. El resultado puede ser muy gratificante, pero también terrible y desmoralizador. Te puedes sentir desanimada, cansada y a veces incapaz de manejar la situación. Pero lo haces, manejas las mil situaciones nuevas que trae un bebé a tu vida y las pones en perspectiva”.

Los niños no son pequeños durante mucho tiempo, crecen muy rápido y luego te das cuenta: ¡he podido hacerlo!

¿Te sigue motivando lo mismo?

“Tanto si simplemente disfrutas de tu baja maternal como si te pides una excedencia para cuidar a tus hijos, este tiempo sin trabajar puede convertirse en una buena oportunidad para pensar si realmente quieres volver a tu antiguo trabajo, si quieres seguir en el mismo sector pero en un empleo distinto, o bien si ha llegado la hora de trabajar en algo diferente”.

Podría ser un buen momento para pensar en un cambio y buscar algo que se adapte a tu nuevo “tú”.

Una buena forma de empezar es analizar tus habilidades de motivación: fíjate en qué cosas te hacen sentirte orgullosa, en cuáles de las actividades que estás desarrollando en tu trabajo te llevan al éxito y en qué tareas y ocupaciones te hacen disfrutar. Pregúntate a ti misma: ¿Qué puedo conseguir aquí? ¿Qué habilidades debo usar para alcanzar el éxito?

En tu búsqueda, asesórate con los que saben

"Piensa en ti misma como una profesional independiente, aunque no estés pensando en convertirte en una de ellas. Puedes buscar empleo, pero también puedes hacer algo sin la presión de una entrevista real de trabajo, es lo que se conoce con el nombre de “entrevistas informativas”.

"Las entrevistas informativas consisten básicamente en acercarte a aquellas empresas en las que estarías interesado en trabajar, contactar con alguien con responsabilidades en la compañía y hablar con ellos acerca de lo que tú podrías hacer por su empresa".

"Hazles preguntas, pídeles que te informen de las habilidades que necesitarías para resultar valiosa a su empresa, pídeles consejo, no trabajo. Este tipo de enfoque resta presión a la entrevista, también para ellos. Incluso si no tienen un trabajo que ofrecerte, pueden saber de alguien que quizás necesite a una persona con tu perfil o que te pueda recomendar".

"Esta técnica es también una buena manera de empezar a conocer más de cerca diferentes empresas y pensar en cuáles de ellas te gustaría trabajar".

Tus herramientas LinkedIn

Con más de 90 millones de usuarios en todo el mundo, LinkedIn también puede ayudar.

En las redes sociales profesionales puedes conocer datos útiles sobre las empresas que te llaman la atención, identificar a las personas que trabajan en ellas y conseguir contactos que te ayuden a buscar empleo.

  • En LinkedIn, tu perfil es quizás lo más importante: sé honesta acerca de tus puntos fuertes, pide recomendaciones de tus antiguos jefes y empleados o de tus colaboradores.
  • Las actualizaciones de LinkedIn son realmente útiles porque resumen todo lo que está sucediendo en tu red y ofrecen una buena panorámica de las últimas noticias sobre las compañías y las personas a las que estás siguiendo.
  • Los grupos de interés son también muy útiles: se trata de grupos de un determinado sector en el que estés interesada para que puedas tener una visión de los últimos temas y de las tendencias de cada una de las áreas. También te permiten identificar a gente que puede ayudarte y, porqué no, puedes unirte a los grupos para poder mostrar tus intereses y tu experiencia.Nunca se sabe, puede que tu futuro colaborador haya comenzado una discusión recientemente.

 

Piensa en ti

Hay un mundo de oportunidades. Sin embargo, antes de lanzarte tienes que decidir qué cosas funcionan en ti.

Dedica un tiempo a centrarte en ti misma, no en tu bebé ni en ser la pareja de alguien, sino en ti solamente, en lo que quieres y en todo aquello que se adapta a tus prioridades. Decide cuál es la mejor mezcla entre vida familiar y vida profesional. Y entonces piensa: “Voy a pintarme las uñas, voy a cortarme el pelo y… ¡Ánimo, tú puedes!: ¡Hazlo bien y con pasión!

¿Tienes ya un perfil en LinkedIn? Entra aquí.

Por: Katie Ledger, miembro de la Junta BrandYou de LinkedIn.

 

Etiquetas: baja maternal, trabajo y lactancia

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS