Planes en familia

5 destinos de turismo activo para viajar antes de los 10 años

El contacto directo con la naturaleza en la infancia es realmente importante para el desarrollo de la personalidad de los niños, puesto que les ayuda a convertirse en adultos saludables y conscientes del entorno que les rodea.

Fomentar la Inteligencia Naturalista saca lo mejor de los niños: en entornos naturales, de montaña o marítimos, están relajados, son felices y se sienten libres para dar rienda suelta a su imaginación y probar mil y un juegos… mientras, los padres también disfrutan.

Las experiencias con la naturaleza en la primera infancia aportan además numerosos beneficios. Desde el respeto por el entorno, hasta el incremento de la actividad física o una mejor salud mental y emocional, entender mejor el mundo en el que viven y, sobre todo, afrontar el día a día de una manera más positiva.

Seleccionamos los destinos con  Sello de Turismo Familiar de la Federación Española de Familias Numerosas.

Continúa viendo nuestras galerías