Planes para otoño con niños

25 planes de otoño para niños

Metidos en la rutina del horario escolar y con el frío que llega también encontramos una amplia parrilla de espectáculos infantiles y planes preparados el otoño.

Llega el otoño y los planes con niños deben adaptarse a la bajada de las temperaturas y los días más cortos. Sin embargo, eso no significa que nos debamos quedar en casa o salir solo al cine o algún espectáculo. Los niños necesitan actividad, movimiento, planes entretenidos que les hagan expandir su mente y aprender cosas nuevas, así como vivir nuevas experiencias que abran sus (aún) pequeñitos mundos a cosas mucho más grandes y diversas.

Los niños durante el otoño comienzan el curso escolar y se adaptan a las rutinas que durante nueve meses serán su día a día, por eso es importante motivarlos con actividades diferentes porque si, en general, a nadie le gustan las cosas rutinarias, a los pequeños aún menos. Hay que mantener su interés despierto y para ello habrá que preparar diferentes planes, por lo que habrá que tener en cuenta el tipo de actividad que queremos llevar a cabo y conocer siempre los diferentes factores que hacen aparición siempre en otoño.

Lo primero que deberemos tener en cuenta será el frío, ya que (aunque depende de la comunidad autónoma) en otoño las temperaturas bajan y cuando se va el sol, o por las mañanas, el frío hace su aparición. Por eso, si pensamos hacer un día completo fuera deberemos llevar un abrigo, y hasta un pañuelo o bufanda fina, para las primeras horas de la mañana y las primeras de la noche. Del mismo modo, durante las horas de calor pueden llegar a subir bastante las temperaturas por eso (y sobre todo si van a corretear, y los niños siempre corretean) lo mejor es que lleven una camiseta de manga corta y un jersey o chaqueta más gordita, recordando siempre que lo mejor es optar por los tejidos naturales como el algodón.

El siguiente factor a tener en cuenta es que, ya que en invierno pasaremos mucho tiempo ‘encerrados’ en casa, lo mejor es que optemos, mientras el tiempo nos deje, por disfrutar de los paseos y las actividades al aire libre. Por ello debemos cuidar el calzado y llevar calcetines de repuesto por si cayera un chaparrón inesperado, y tendremos que estar atentos a las predicciones meteorológicas para que no nos pille desprevenidos.

Por último, después de los excesos del verano con helados y comidas tardías, deberemos aprovechar el otoño para volver a las rutinas de alimentación saludables y unos horarios más ordenados. Verduras de otoño como la calabaza, las acelgas o las espinacas deben ser incluidas en nuestra dieta diaria, incluso cuando nos vayamos a pasar el día fuera. Así como las frutas de temporada como el kiwi, la granada o las peras. Los niños pueden ayudarnos a elaborar un equilibrado menú o a preparar los bocadillos que nos llevaremos de excursión, así les apetecerá mucho más y se sentirán parte en la toma de decisiones.

Así que ya sabéis: cuidarnos con la temperatura, actividad y nutrición saludable para acompañar estos geniales planes de otoño que os proponemos.

Continúa viendo nuestras galerías