Películas no compatibles con las hormonas

Ranking de películas buenísimas que no deberías ver embarazada o en el posparto (a no ser que te apetezca llorar)

Os presentamos un ranking de películas que, a pesar de ser buenísimas, no son las más aconsejables si no quieres estar llorando durante las dos horas que duran las cintas.

Las mujeres sabemos cómo lidiar en nuestro día a día con las hormonas, tenemos una maestría que hemos ido perfeccionando durante años porque desde nuestra primera regla tenemos que lidiar con cambios hormonales mensuales que acabamos identificando y definiendo en cuestión de minutos. Sin embargo, durante el embarazo y el posparto los niveles de hormonas aumentan y nos volvemos a sentir como adolescentes que no son capaces de controlar determinadas emociones. 

Las hormonas tienen determinadas funciones que desempeñar durante la gestación y el puerperio pero eso no significa que no puedan hacernos vivir malas pasadas. Si quieres evitar una tarde sin poder parar de llorar es mejor que no veas ninguna de las películas que os presentamos a continuación aunque, la verdad sea dicha, son cintas impresionantemente buenas y galardonadas con grandes premios de renombre.

 

Continúa viendo nuestras galerías