Educación

¿Te preocupas demasiado por tus hijos?

La preadolescencia de los hijos suele pillar a los padres por sorpresa, y redescubrimos nuestra manera de educar a los niños. Con este test puedes saber si te preocupas excesivamente por tus hijos, o si tienes razón en estar tan preocupada.

0 / 0
te preocupas demasiado por tus hijos

1/9 Los medios de comunicación aparecen plagados cada día de malas noticias: primas de riesgo, ataques terroristas, desastres naturales… ¿Influyen en tu vida esas noticias?

te preocupas por tus hijos

2/9 Por fin te has decidido a llamar a esa buena amiga a la que hace tanto que no ves. Cuando estáis hablando de algo importante, se oye un golpazo en la habitación en la que están tus hijos de 5 y 7 años. ¿Cómo reaccionas?

mujeres deseperadas

3/9 ¿Con qué personaje de “Mujeres Desesperadas” te identificas más?

te preocupas por tus hijos

4/9 Tu hijo de 13 años celebra por primera vez una fiesta con sus amigos en casa. ¿Qué hacéis sus padres?

5/9 Pillas a tu hijo de 12 años con un amigo en sus primeros intentos de aprender a fumar. ¿Qué piensas?

6/9 ¿Qué sentimiento te invade de manera espontánea cuando piensas en tu/s hijo/s adolescentes o preadolescentes?

te preocupas por tus hijos

7/9 ¿Qué harías si la mejor amiga de tu hija es una mala estudiante y repite curso el año que viene?

preocuparte por tus hijos

8/9 ¿Qué elogio elegirías para tu hijo adolescente?

te preocupas demasiado por tus hijos

9/9 Tienes un compromiso por la noche y tu marido tiene una cena de negocios. ¿Se puede quedar sola en casa tu hija de 11 años?

Quieres tenerlo todo bajo control

Quieres tenerlo todo bajo control

En tu opinión, una buena madre siempre intenta mantener a sus hijos alejados de las malas experiencias. Esto incluye estar siempre ahí para ellos y reconocer los problemas, a ser posible, incluso antes de que surjan. Lo malo: puede que te preocupes tanto de tus hijos que quizás les estés atando demasiado corto, y eso, a largo plazo, no será bueno para ellos. Quizás estás demasiado pendiente de lo que podría suceder y no de lo que realmente pasa. Confía más en tus hijos, te sorprenderá el resultado.

Recuerda que si deseas que tus hijos sean autónomos, necesitan aprender a gestionar su libertad.

Buscando el equilibrio

Buscando el equilibrio

Entiendes que los padres solo pueden ser una referencia sólida para sus hijos si no son excesivamente autoritarios. Para ti, es importante que tus hijos vivan sus propias experiencias para aprender a vivir. Pero en secreto, te preocupas muchísimo por ellos. Tienes dudas sobre si te pasas o no llegas en muchas ocasiones. Eso no es necesariamente malo. Simplemente, intenta mantener el equilibrio y ser firme en tus criterios.

¿Excesiva despreocupación?

¿Excesiva despreocupación?

Sabes que no puedes controlarlo todo, así que has decidido no vivir instalada en la preocupación. Es cierto que tus hijos necesitan libertad, pero dentro de unos límites. Ellos querrán probarte, lo necesitan, pero de vez en cuando también te piden consejo. Recuerda que en muchos aspectos, tú puedes discernir aún lo que es mejor para ellos que ellos mismos.