Patrocinado

Descubre el nuevo Baby Pelón de la Fundación Juegaterapia

Los muñecos Baby Pelones están inspirados en los niños enfermos de cáncer y disponibles en las tiendas propias y en la tienda online de la firma de moda infantil GOCCO. El nuevo Baby Pelón ha sido diseñado por la cantante italiana Laura Pausini.

La firma de moda infantil española GOCCO ha empezado a vender en todas sus tiendas propias así como en su tienda online los Baby Pelones, las muñecas y los muñecos solidarios de la Fundación Juegaterapia inspirados en los niños enfermos de cáncer.

La venta de los Baby Pelones en las tiendas GOCCO da buena muestra de cómo la firma española de moda infantil apuesta por la solidaridad y por sacar una sonrisa a los pequeños enfermos de cáncer y a sus familiares.

La llegada de los Baby Pelones a GOCCO coincide con el lanzamiento de un nuevo Baby Pelón diseñado por Laura Pausini. La cantante ha sido la última en unirse a este proyecto y ha creado un pañuelo junto a su hija, en tonos pastel y con mensajes en los que se puede leer la palabra “love” o “Italia loves Spain”. El nuevo Baby Pelón se suma a esta familia compuesta ya por 15 miembros.

En este proyecto ya han participado algunos famosos como David Bisbal, Paula Echevarría, Shakira o Ricky Martin, entre otros. Ellos han aportado su granito de arena diseñando pañuelos con estampados únicos que hacen que los Baby Pelones sean tan queridos.

Gracias a la generosidad de la gente que los compra, los colecciona o los regala, se han convertido en todo un icono de la lucha contra el cáncer. Generosidad a la que ahora se ha unido GOCCO.

Los beneficios de la venta de los Baby Pelones están destinados a financiar la investigación contra el cáncer infantil y los proyectos de Juegaterapia. Tienen un precio de 13,95 euros y son solidarios. El principal objetivo de la fundación es alegrar la vida de miles de niñas y niños que luchan cada día contra esta enfermedad.

La Fundación Juegaterapia nació en 2010 y su objetivo es ayudar a los niños de cáncer que están hospitalizados. Se encargan de donar diversión con consolas, tablets y videojuegos, y construir jardines en las azoteas de los hospitales con preciosos espacios para jugar. Cada año publican una memoria anual con todos los proyectos y logros que se han llevado a cabo. Su lema es “la quimio jugando, se pasa volando”.