Cocinando con niños

Aprendiendo a cocinar: consejos útiles para niños cocineros

Es normal que los niños se interesen por lo que hacen sus padres en la cocina, de manera que siempre intentan ayudar en lo que pueden. Es sumamente recomendable aprovechar ese interés, y enseñarles a cocinar con consejos adecuados para su edad, vigilándolos en todo momento.

Aprendiendo a cocinar
Foto: Istock

Aprender a cocinar es una de esas habilidades maravillosas que todo niño debería en realidad aprender, especialmente cuando aprende a cocinar comidas naturales, sanas y saludables. 

Así, mientras que los más pequeños han permanecido cerca del fuego durante miles de años mientras sus madres y padres cocinaban, hoy en día es normal ser muy cautelosos, por lo que, como padres, no estamos muy seguros acerca de cómo iniciarlos en la cocina, a qué edad es seguro que empiecen a utilizar la placa vitrocerámica (o el fuego), o cuándo permitirles utilizar un cuchillo afilado.

Además, también es común tener problemas a la hora de encontrar tiempo para enseñarle, por lo que no solo es necesario disponer de pautas útiles a la hora de explicarles cómo cocinar, sino de encontrar el momento más oportuno para hacerlo con calma.

Cocinando con niños menores de 3 años de edad

Es posible que, a esta edad, el pequeño todavía no pueda vestirse solo o ir al baño por sí solo, pero es muy probable que, a partir de los 18-20 meses de edad, ya tenga interés en descubrir qué hacen sus padres en la cocina. En esos momentos, podríamos aprovechar su interés para darnos un respiro, ya que si se entretienen en la cocina (con la debida supervisión y vigilancia), podemos tomarnos las cosas con más calma. Y lo que es aún mejor: ambos estarán felices.

No obstante, debemos asegurarnos de que todos los posibles peligros se encuentren fuera de su alcance, lo que incluye líquidos y alimentos calientes, mangos de ollas y sartenes (que podemos colocar hacia afuera en un despiste), utensilios muy pesados o afilados y productos de limpieza.

Algunas actividades que los niños menores de 3 años pueden realizar en la cocina

  • Remover los ingredientes. Siempre y cuando los ingredientes de lo que estemos cocinando se encuentren a temperatura ambiente, el niño puede removerlos a su antojo (con cuidado, eso sí, de que no los eche fuera de la sartén o del caldero).
  • Lavar verduras y frutas. Se convierte en una excelente forma de dejarlos participar y, a su vez, enseñarles los nombres de las verduras y frutas. De esta manera, además, podríamos conseguir que se animen a probar nuevos alimentos.
  • Triturar con la ayuda de un tenedor. O incluso con la ayuda de un simple triturador de papas, se trata de otra actividad que puede hacer el niño pequeño. Eso sí, debemos tener especial cuidado con la temperatura.
  • Espolvorear ingredientes. Ya sea que nos encontremos preparando la masa de un delicioso bizcocho, o llegamos al momento de añadir un poco de azúcar por encima, se trata de otra actividad ideal para los más pequeños. Eso sí, es aconsejable colocar alguna bandeja debajo para evitar el desorden.

Otra forma de mantener a los niños ocupados mientras nosotros cocinamos es dejar que se sienten en el sueño de la cocina, o en una mesa pequeña si es segura, y darles recipientes y utensilios de plástico. Así, puede jugar a cocinar mientras nos ven a nosotros hacer lo mismo.

Cocinando con niños de entre 3 a 5 años

Además de las distintas actividades que ya hemos enumerado en el apartado anterior para niños menores de 3 años, a partir de esta edad el pequeño presenta cierta capacidad para seguir instrucciones. 

Es más, su destreza aumenta, por lo que pueden desarrollar toda una gama amplia de habilidades. Evidentemente, todo dependerá del propio conocimiento del niño, ya que las habilidades aún pueden variar mucho a esta edad.

Cocinando con niños
Foto: Istock

Actividades que los niños de 3 a 5 años pueden realizar en la cocina

  • Lavar frutas y verduras. Como te hemos explicado anteriormente, se trata de una tarea excelente no solo para enseñarles lo importante que es lavar los vegetales y las frutas antes de comerlas, sino para que aprendan nuevos nombres (y se animen a probar nuevos alimentos).
  • Pesar. Con la ayuda de una balanza, y utilizando cucharadas de medir, pueden verter y echar ingredientes para pesar cantidades.
  • Cortar ingredientes blandos. Con un cuchillo de plástico resistente, o un cuchillo de silicona apto para niños, también podría ser el momento ideal para que aprendan a cortar algunos ingredientes simples como fresas, mantequilla o champiñones.
  • Enharinado. Si a los más pequeños les encantan los palitos de pescado, es el momento ideal para configurar dos o tres estaciones distintas con harina, huevo batido y pan rallado.
  • Amasado. ¿A qué niño no le gusta ver cómo se hacen y hornean unas deliciosas galletas? Siempre y cuando se laven bien las manos después (por el hecho de cocinar con huevo crudo), un amasado ligero o dar forma y cortar la masa es otra tarea ideal. Eso sí, siempre y cuando utilicemos un rodillo pequeño y cortadores de plástico (o silicona).

Cocinando con niños de entre 5 a 7 años

A partir de esta edad, y junto a las habilidades y actividades sugeridas para niños de entre 3 a 5 años de edad, a partir de esa edad es el momento ideal para presentarle algunas técnicas culinarias y, por qué no, dejarle utilizar algunos equipos un poco más complicados.

Podríamos, por ejemplo, comprar utensilios de cocina y cuchillos diseñados para niños, además de enseñarle algunas habilidades un poco más complejas. No obstante, siempre bajo nuestra supervisión.

Actividades que los niños de 5 a 7 años pueden realizar en la cocina

  • Medir. Aunque los niños más pequeños también pueden hacerlo, es cierto que a medida que los niños aprenden a leer, o descubren las matemáticas básicas, es el mejor momento para que puedan hacer esta tarea con menos supervisión.
  • Cortar con la ayuda de un cuchillo pequeño. Es el momento ideal para que los niños aprendan a utilizar un cuchillo correctamente, manteniendo los dedos fuera de peligro. No obstante, es fundamental que el cuchillo sea de plástico o silicona, y haya sido diseñado para niños cocineros.
  • Cortar con tijeras. Al igual que con el cuchillo, también puede ser un momento útil para que los niños aprendan a cortar con tijeras (por ejemplo, hierbas o especias). ¿Lo ideal? Tijeras más pequeñas, o incluso tijeras para niños aptas para cocinas.
  • Batir. Llegamos posiblemente a una de las actividades favoritas de los más pequeños. Eso sí, es recomendable enseñarles cómo hacerlo para evitar que toda la cocina se llene de lo que estén batiendo.

Como vemos, la cocina se puede convertir en un lugar maravilloso de nuestra casa donde no solo comer y hablar. También es ideal para que los niños aprendan a preparar comidas, poco a poco, a medida que van creciendo.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo