Salud

Botón mamario en niñas: cuándo aparece y qué indica su aparición

¿Qué es el botón mamario, cuándo aparece y qué indica? Resolvemos todas las dudas sobre el tema de la mano de los expertos.

botón mamario
Foto Istock

La adolescencia es una etapa de cambios físicos, psíquicos y sociales en los cuales el niño comienza su transformación hacia la edad adulta.

La aparición de un bulto en la zona del pezón, generalmente solo en un lado, doloroso, que incluso molesta con el roce de la ropa suele ser un motivo frecuente de consulta en los niños en la edad puberal. Es lo que conocemos como botón mamario.

En las niñas suele aparecer entre los 9 y 13 años y marca el inicio del desarrollo de la pubertad, generalmente precedido por otros cambios como son los cambios en el olor corporal y seguido o acompañado por la aparición de vello axilar o púbico. Tras un periodo de 2 años o 2 años y medio, se producirá la menstruación.

A veces este botón se mantiene estable durante meses, o aparece luego en el otro lado.

En los niños, también puede aparecer un botón mamario, aunque suele ser un poco mas tarde sobre los 12 años, en uno o en los dos lados como parte del proceso de desarrollo en un momento de desequilibrio hormonal. No hay que asustarse, el niño debe estar tranquilo, porque es transitorio.

Las molestias pueden mejorar con analgésicos habituales

No debemos asustarnos cuando esto sucede de manera natural, porque simplemente significa que nuestro hijo está creciendo, que estamos en una primera fase de cambios y que debemos hacer un acompañamiento de nuestro hijo, vigilando que todo el proceso tanto físico como mental se realice con normalidad.

Debemos consultar si aparece antes de tiempo para que nuestro pediatra descarte la existencia de un adelanto puberal.

Por ello debemos estar atentos a que aparezca un adelanto o un retraso en la aparición del botón mamario y/o del desarrollo mamario para la edad antes mencionada.

No obstante, hay que comentar que la aparición adelantada del botón mamario o de la glándula mamaria, conocido como Telarquia, no siempre es patológica o anormal, tratándose en muchos casos de una “variante de la normalidad”.

Así distinguiremos fundamentalmente entre:

-Telarquia precoz: Es el crecimiento uni o bilateral de las glándulas mamarias femeninas antes de los 8 años, y en ausencia de otros signos puberales.

Esta se puede presentar en dos períodos distintos, distinguiendo entre la Telarquia neonatal o “intumescencia mamaria” y la Telarquia no neonatal con dos grupos de incidencia fundamentalmente, antes de los 2 años y entre los 6-8 años de edad.

-Telarquia exagerada: Corresponde a un crecimiento precoz de la glándula pero asociada a signos de estrogenización, tales como velocidad de crecimiento acelerada y/o edad ósea adelantada.

Se diferencia de lo patológico, la pubertad precoz, en que no se acompaña del desarrollo del resto de caracteres sexuales secundarios (vello púbico y axilar) ni otros signos clínicos u hormonales de la misma.

Aunque estas “variantes de la normalidad” no son preocupantes y no necesitan tratamiento, si requerirán de un seguimiento por parte de la familia y del pediatra de la niña, así como en muchas ocasiones, de un “screening” inicial para descartar que se trate de algo patológico.

El despistaje inicial por parte del pediatra consistirá en la realización de un estudio radiológico con radiografía de carpo izquierdo para determinar la edad ósea, un estudio analítico, solicitando estudio hormonal y la realización de una ecografía de la glándula mamaria.

Ante cualquier alteración deberemos remitir a la paciente a un Servicio de Endocrinología Infantil para valoración y posible tratamiento.

Artículo elaborado por Dra. María Jesús Pascual, jefa del servicio de Pediatría del Hospital Vithas Madrid Aravaca y Dr. Fernando Baixauli Aleis, Adjunto del Servicio de Pediatría de Hospitales Vithas Valencia Consuelo, Vithas 9 de Octubre y Vithas Castellón.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo