Cómo ayudarles a estudiar mejor: consejos que funcionan

Es frecuente que a los niños les cueste estudiar. Si tu hijo tiene este problema, puedes ayudarle a que le resulte más fácil. ¡Ojo, se trata se ayudarle a aprender a hacerlo, pero el esfuerzo y el hábito tendrán que hacerlo solos!

niño estudiando
Foto Istock

A medida que nuestros hijos se hacen mayores, la vuelta al cole va unida al regreso de las tareas para casa. Hay niños que saben organizarse muy bien desde un primer momento y otros que necesitarán de nuestra ayuda para explicarles ciertos deberes y establecer unos horarios de estudio. Estas son las seis pautas para facilitar el aprendizaje a nuestros hijos, según los expertos pedagogos de la editorial Rubio.

1 . Realizar una primera lectura comprensiva. El primer paso antes de abordar cualquier texto es esencial: leerlo detenidamente (incluso un par de veces si es necesario) sin subrayar ni tomar notas, con la única finalidad de entenderlo totalmente.

2 . Extraer y organizar las ideas más importantes. ¿De qué trata el texto? Una vez comprendido el contenido, es aconsejable que los niños ordenen las ideas principales y secundarias, subrayando si así les resulta más sencillo. También es importante que sepan identificar el tema en una sola frase.

3 . Redactar el resumen. Una vez seleccionadas las ideas, deben hacer el resumen, sintetizando la información más importante, y redactarlo con sus propias palabras, relacionando unas ideas con otras.

4 . Preparar el esquema. Para acabar, los pequeños deben realizar un esquema ordenado de los puntos principales y relacionarlos con líneas y símbolos gráficos, e incluso palabras clave, para un aprendizaje más visual y fácil de comprender rápidamente.

5 . Comprobar que el esquema y resumen se entienden. Es importante que los conceptos queden claros y sean fáciles de entender, para que los pequeños puedan asimilarlo rápidamente.

6 . Pasarlos a limpio. Es hora de coger el cuaderno y escribir la versión final que servirá para estudiar de forma clara de cara a los exámenes.

Ayudar a los niños a que aprendan un buen hábito de estudio es importante para que lo interioricen y lo puedan poner en práctica y para ello será necesario dedicarles tiempo, acompañarles en este proceso, si les cuesta, hasta que sean capaces de organizarse y estructurarse el tiempo ellos solos. Ojo, esto no significa sentarnos al lado de los niños y acabar haciendo nosotros sus deberes, ya que con esto no solo no les estamos ayudando, si no que les estamos perjudicando. 

Tampoco hay que caer en someter a los niños a demasiada presión o exigencia. Deben ser responsables y tener unos horarios, pero un exceso de exigencia acaba perjudicando mucho su autoestima.

Los expertos también aconsejan recurrir a ciertas reglas que son de gran utilidad. Es el caso de Adriana Ornella, profesora en la UOC, que habla de la regla de las 5C: las actividades de aprendizaje deben incluir las 5 C, que son contexto, creatividad, curiosidad, control y colaboración. El contexto es conectar aprendizaje con experiencias previas. Las actividades deben ser creativas, despertar curiosidad. En cuanto al control quiere decir que los niños también deben tener ese control sobre su aprendizaje y en cuanto a la colaboración asegura que hay que fomentar el trabajo colaborativo.

Los niños necesitan apoyo, límites, confianza y autonomía, estas son las bases para ayudarles en su desarrollo académico y personal. 

También te puede interesar:
Vídeo de la semana

Continúa leyendo