Salud mental infantil

¿Cómo hablar con tu hijo sobre su salud mental? Guía por edades

Si hablas con tus hijos sobre su salud mental reforzaréis vínculos y normalizará hablar contigo cuando tenga un problema. Te enseñamos a hacerlo tenga la edad que tenga.

salud mental
Fuente: iStock

No hay duda de que la pandemia ha afectado a la salud mental de los niños. De hecho, es la propia Asociación Española de Pediatría la que ha alertado, hace tan solo unos días, de que se han visto incrementadas exponencialmente las consultas psicológicas a niños desde que empezase la pandemia. “Las consultas en el sistema de salud por patología psicológica o psiquiátrica en menores de edad, y especialmente en la población de adolescentes, se han multiplicado en los últimos meses”, han asegurado en un comunicado.

Los pediatras lo tienen claro: los efectos negativos han llegado para mucho tiempo: “serán apreciables, no solo a corto plazo sino, también, en los cursos venideros en función de que se adopten medidas de atención global”. Para ello, recomiendan la protección frente a la violencia, atención psicológica, refuerzo pedagógico y apoyo a las familias.

Además, según la AEP, en el último año los niños también han sufrido falta de concentración, aburrimiento, irritabilidad, inquietud, nerviosismo, sentimientos de soledad, malestar y preocupaciones excesivas. Por eso, es más importante que nunca hablar con nuestros hijos sobre su salud mental.

Es algo primordial para que sepan que no pasa nada por sentirse mal y que, de hacerlo, pueden contárnoslo para que podamos ayudarles. Pero, ¿cómo podemos hablar con los niños sobre ansiedad y salud mental? La clave está en la edad del peque. Solo así podremos adaptar el mensaje a su nivel de entendimiento y desarrollo.

Guía por edades para hablar de salud mental con tus hijos

Saber si ciertos comportamientos que está teniendo nuestro hijo son parte de su desarrollo podría ser signo de un problema de salud mental puede ser todo un desafío para nosotros, sus padres. Pero preguntar a los peques sobre su salud mental es más sencillo de lo que crees. “No lo ignores. Puede que no tengas razón. Es mejor equivocarse al expresar sus preocupaciones a un niño que no tiene preocupaciones”, ha explicado la doctora Deborah Gilboa al diario TODAY Parents.

Y es que, son muchos los expertos que aseguran que las familias han de hablar con sus peques sobre salud mental desde edades tempranas para ayudarlos a identificar sus sentimientos y desarrollar mecanismos para afrontarlos de manera calmada.

A continuación te dejamos varios consejos para hablar de salud mental con los niños, adaptados a franjas de edad concretas:

  • De 4 a 6 años: lo mejor es convertirnos en expertos emocionales: conocer las emociones primarias, saber identificarlas en nuestros hijos, validarlas y dotarle de herramientas para hacerlas frente. Así, intentaremos poner nombre a cada emoción que vayan sintiendo y dejaremos que nos cuenten cómo se sienten. Podemos hacerlo contándoles cuentos enfocados a este fin, o a través del juego de rol.
  • De 7 a 10 años: a esta edad todavía tenemos que seguir la estela de la franja de edad anterior: preguntar por sus sentimientos. Si les cuesta abrirse con nosotros, quizás podamos pedir que nos cuenten una historia, un cuento, que refleje la manera en que se sienten. Además, los expertos aconsejan jugar de alguna manera: por ejemplo, cada noche, cada miembro de la familia tendrá que contar qué ha sido lo mejor y lo peor de su día. Así estaremos al tanto de cualquier signo que pudiera indicar que algo no va bien.
  • De 11 a 14 años: a esta edad los niños ya saben lo que son algunos problemas de salud mental, así que directamente podemos preguntar qué es todo lo que saben sobre ello e incidir en que de sentirse deprimido, pueden contar con nosotros. A esta edad los niños necesitan seguridad.
  • De 14 años en adelante: para hablar con un adolescente, tenga la edad que tenga, lo mejor es dar tiempo y autonomía. Si sentimos que su comportamiento ha cambiado podemos preguntar si están preocupados por algo, pero siempre especificando: “¿te sientes mal por alguien?”, “¿Te sientes mal contigo mismo por algo en concreto?”, siempre dejando claro que si se siente en peligro, tú estarás ahí.
Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo