Dislexia

Cómo identificar la dislexia en los niños, según su edad

La dislexia es una deficiencia de la lectura, la escritura y el aprendizaje que según estudios afecta a un 5% de los niños de entre 7 y 9 años.

También te puede interesar: Los niños disléxicos no reconocen la sílaba acentuada
La dislexia en niños

La dislexia es un trastorno del aprendizaje de la lectura, la escritura y la enseñanza que puede deberse a una alteración del neurodesarrollo. Se estima que los problemas de lectura son más frecuentes en los niños que en las niñas. Es causada por factores hereditarios.

Cómo afecta al niño

La dislexia afecta a funciones relacionadas con la memoria, el vocabulario, las áreas motrices y el habla entre otros, como por ejemplo, seguir el ritmo de la clase. Al tener dislexia el niño está en desventaja porque tiene dificultades para leer que es una habilidad básica para aprender.

Otra manera de verse afectado será socialmente. Si no recibe tratamiento adecuado puede provocar en el niño una baja autoestima, ansiedad, aislamiento social e incluso agresividad.

El ser incapaz de leer y comprender lo que se lee puede ser una traba para que el niño llegue a su máximo potencial en la edad adulta.

Cuando se tiene dislexia usan tanto tiempo en leer una frase que olvidad lo que se ha leído anteriormente y por eso les resulta complicado comprender el significado completo de un texto. Los niños con dislexia tienen un mayor riesgo de tener trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y viceversa.

Síntomas según la edad

Los síntomas de la dislexia son muy variados y pueden ser difíciles de reconocer antes de que el niño comience el colegio. También depende de la intensidad del trastorno. Se cree que no está relacionada con la inteligencia.

Los síntomas que puede presentar el niño son:

Antes de la edad escolar:

  • Dificultad para aprender canciones infantiles.
  • Empieza a hablar más tarde.
  • Tarda en aprender palabra nuevas.

En edad escolar (es más fácil de reconocer de reconocer los síntomas):

  • El nivel de lectura está muy por debajo de la media a su edad.
  • Le resulta difícil comprender instrucciones de manera rápida ya que procesa y comprende la información que escucha lentamente.
  • Es difícil recordar la secuencia de las cosas.
  • La ortografía es mala y pobre.
  • Es incapaz de pronunciar palabras desconocidas.
  • Es difícil ver similitudes y diferencias entre letras y palabras.

Qué se puede hacer

No existe un tratamiento para corregir la parte del cerebro que causa la dislexia, pero es importante que se trabaje cuanto antes en el problema específico para que los resultados sean mejores. Así, ayudaremos al niño a mejorar su desempeño en la lectura y su comprensión lectora.

Los niños que tienen dislexia pueden comprender ideas complejas, pero necesitan más tiempo para procesar la información. También puede que sea necesario una manera diferente de procesarla.

Para ello podemos usar las diferentes estrategias y herramientas de enseñanza que existen para poder ayudar en el aprendizaje a los niños que la sufren. Se usarán técnicas que impliquen oír, ver y tocar para mejorar las habilidades en lectura, por ejemplo, escuchar un libro en vez de leerlo.

El papel de los padres

No es necesario ser un experto para ayudar a trabajar y mejorar ciertas habilidades y fortalecer la autoestima del niño desde casa.

Debemos tener en cuenta que los niños son diferentes y, por tanto, no todas las opciones funcionen con nuestro pequeño:

  • Comenzar a leerle desde muy pequeño (6 meses de edad) en voz alta.
  • Usar lecturas que tengan interés para el niño.
  • Usar libros con audio. Son muy efectivos para los niños que tienen dislexia.
  • Animar al niño para que lea y practique para mejorar sus habilidades.
  • Hacer ver al pequeño que la actividad de lectura puede ser agradable con el ejemplo.

En cuanto al diagnóstico…

Nunca es demasiado tarde para realizar un diagnóstico, pero cuanto antes el niño empiece a tener el tratamiento adecuado, mayores serán las probabilidades de alcanzar el nivel de los niños de su edad.

Si el nivel de lectura del niño está muy por debajo de la media debemos consultar con el médico para que:

  • Evalúe la visión y la audición del niño con el fin de descartar que algún problema esté afectando a la habilidad para leer. Y ver si otros miembros de la familia tienen problemas de lectura o de aprendizaje.
  • El niño puede ser valorado por un psicólogo u otro profesional especializado en problemas de aprendizaje.
  • Médicos y especialistas pondrán en orden sus conclusiones y, así, recomendar la manera de ayudar al niño.

 

 

Borja Quicios es licenciado en Psicología con especialidad en Educación por la Universidad Autónoma de Madrid. Tiene un Máster en Psicomotricidad Vivenciada y Coach educativo. Está centrado en el mundo del asesoramiento a padres sobre la educación de sus hijos.

Es autor y fundador del blog "de hijos y padres"donde se tratan temas sobre la educación infantil, como los castigos en la infancia, el desarrollo del niño o la importancia de la educación en valores, entre otros.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS