Trucos

Cómo retirar el pegamento de los dedos del niño después de hacer manualidades

A todos nos encanta hacer manualidades en casa, especialmente a los niños, que también disfrutan y se entretienen muchísimo cuando realizan este tipo de actividades en el colegio. Pero hay un inconveniente: el pegamento. Te descubrimos algunos consejos para eliminarlo de los dedos del niño fácilmente.

Cómo retirar el pegamento de los dedos del niño después de hacer manualidades
Foto: Istock

Cuando hacemos manualidades con los niños, ya sea en casa o en la escuela, lo más común es que utilicemos herramientas específicamente diseñadas para ellos. En el caso del adhesivo, por ejemplo, lo habitual es usar una opción más suave y menos peligrosa, como la típica cola o el pegamento de barra

Pero, en algunas ocasiones, es posible que nos aventuremos a usar otro tipo de pegamento, especialmente cuando se trata de unir plástico, caucho o madera. Y un buen ejemplo lo encontramos con el súper pegamento, diseñado para ser un adhesivo realmente fuerte, que pega en cuestión de segundos. 

¿Qué hacer cuando tanto nuestros dedos como los del niño se quedan accidentalmente pegados? En primer lugar, la clave está en no asustarnos. No en vano, podemos eliminarlo siguiendo únicamente unos sencillos pasos.

Pasos para eliminar el pegamento de los dedos

Aunque es cierto que un accidente con un pegamento puede resultar verdaderamente molesto, sobre todo cuando se trata de un súper pegamento (ya que tiene la capacidad de unir el tejido de la piel en segundos), lejos de que cunda el pánico, es conveniente seguir algunos de los pasos que te proponemos a continuación. 

Hay que tener en cuenta que el pegamento no solo no es tóxico, sino que desaparece a los pocos días. Una vez sabido esto, toma nota:

Jabón y agua caliente

Antes de usar cualquier medida importante, simplemente trata de retirar el pegamento fuerte de los dedos con la ayuda de jabón y agua caliente. El jabón de Marsella o incluso el lavavajillas son a veces suficientes, pero no es conveniente esperar a que el pegamento se seque.

Vinagre blanco

En caso de que el agua con jabón no sea suficiente, el vinagre blanco puede ser de cierta ayuda, dado que es un ingrediente eficaz, y accesible. 

En un recipiente con un poco de agua caliente, vertemos jabón o lavavajillas y añadimos un poco de vinagre blanco. Dejamos que el niño sumerja las manos llenas de pegamento, y seguidamente las frotamos con suavidad. Con la ayuda de un cepillo pequeño podemos eliminar los residuos de pegamento que queden.

Eliminar el pegamento de los dedos del niño
Foto: Istock

Mientras que el agua caliente ayudará a ablandar el pegamento, haciéndolo mucho más fácil de eliminar, el jabón y el vinagre blanco actuarán para retirarlo completamente.

Jugo de limón y sal

Combinar jugo de limón y sal es otro remedio sencillo y económico de seguir. Solo debemos cubrir el pegamento de los dedos con un poco de sal y, seguidamente, añadir el jugo de limón. 

Luego, frotamos las manos durante unos minutos con la finalidad de aflojar gradualmente el pegamento de los dedos. Una vez hecho esto, enjuagamos con agua caliente y jabón con la finalidad de limpiar las manos. En caso de que el pegamento persista, podemos repetir la operación nuevamente.

Aceite vegetal

Las sustancias grasas, como podría ser el caso de los aceites vegetales, pueden ser de cierta ayuda a la hora de eliminar los restos de pegamento. En caso de que el niño tenga los dedos pegajosos, puedes probar a lavarle las manos con aceite de oliva, almendras, coco o girasol, y luego frotarlas durante uno o dos minutos con agua caliente (obviamente, sin llegar a quemar).

Vaselina

En la misma línea que el aceite vegetal, la vaselina también puede llegar a ser bastante eficaz a la hora de eliminar los restos de pegamento en los dedos. Pero si no tienes no pasa nada, puedes optar por cualquier crema hidratante, leche corporal o incluso el aceite para bebés.

Solo debes agregar una buena capa de vaselina, crema o leche corporal sobre los dedos pegajosos y realizar movimientos circulares con la finalidad de que la sustancia penetre bien en la piel. A medida que esta penetra profundamente, los restos de pegamento empezarán a desprenderse.

¿Qué hacer con la boca y los ojos?

También pueden ocurrir accidentes, y es posible que, en lugar de los dedos, el adhesivo se haya quedado en los labios, o incluso en los párpados. Dado que el pegamento (o el súper pegamento) no es totalmente impenetrable, es posible —también— eliminarlo fácilmente.

Labios

Es conveniente lavar los labios con abundante agua tibia, mientras que es importante humedecerlos lo más posible presionándolos con la saliva desde el interior con la boca. No se debe intentar separar los labios, a menos que no se pueda hacer con suavidad. 

Además, en caso de que el pegamento comience a desprenderse, debemos evitar que el niño trague cualquier resto. Eso sí, en caso de no poder conseguirlo, es necesario acudir al médico.

Párpados

En el caso de los párpados también es recomendable seguir con los mismos pasos: debemos enjuagarlos suavemente con agua tibia, sin intentar abrirlos. Si es preciso, debemos consultar con el pediatra y/o oftalmólogo.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo