Internet y niños

Consejos para que los niños utilicen Internet de forma segura

Los niños cada vez se inician antes en el mundo de las pantallas y de Internet, es una realidad, por eso, hay que tener en cuenta algunas precauciones y consejos para que, si lo utilizan, lo hagan con el menor riesgo posible.

niño usando Internet
Foto Istock

Internet y las pantallas están presentes en la vida de los niños desde mucho antes que cuando nosotros éramos pequeños. La tecnología ha pasado a formar parte y ocupar un hueco importante en el día a días de los adultos, pero también está más presente en la vida de los niños desde, cada vez más, edades tempranas.

Es importante que, como adultos, vigilemos y asesoremos el uso que los niños y adolescentes hacen de Internet y del móvil, ya que hay muchos riesgos a los que están expuestos. Sobre todo, es importante tener en cuenta estos datos si nos centramos en las cifras: 167 días, casi la mitad de un año, ese es el tiempo que pasamos los españoles con la vista pegada a un dispositivo digital. Este es el alarmante dato extraído de la campaña de hace dos años ‘Screen Pollution’ de Multiópticas, pero no es la cifra más alarmante: 1 de cada 3 niños comenzó a utilizar dispositivos con pantallas antes de los 3 años. Y hay más: 3 horas es la media que pasan los niños delante de una pantalla, más de 4 horas al día dedican a mirar una pantalla los adolescentes de entre 12 y 17 años y 5 años es la edad a la que prácticamente la mitad de los niños empiezan a manejar plenamente un dispositivo con pantalla. Según este estudio, a los 9 años los niños reciben su primer teléfono móvil…Viendo estos datos es fundamental velar por un consumo de Internet seguro por parte de niños y adolescentes.

Consejos para un uso seguro de Internet

- El uso de las pantallas debe ser progresivo y adaptado a su edad y nunca antes de los dos años, es lo que recomiendan los expertos. La recomendación de la Academia Americana de Pediatría es que los niños menores de 18 meses de edad no han de visualizar pantallas.

- Hay que hablar con los niños sobre qué es Internet, qué se puede hacer en la red y qué peligros entraña. La comunicación es fundamental. Podemos pedirles que nos cuenten qué les gusta más hacer en Internet y si hay alguna aplicación o alguna red social de la que nos hablen sobre la que no tenemos ni idea, podemos pedirles que nos enseñen: a ellos les gusta saber de algo que nosotros no y ejercer de maestros y para nosotros será una información muy útil.

- La educación es el consejo más importante y el mejor de los filtros. Hay que hablar con los niños, pasar tiempo navegando con ellos, explicarles los riesgos, también enseñarles ciertos trucos para que sientan que nos pueden contar qué hacen en Internet…es como ayudarles a montar en bici, poniéndoles ruedines, luego sujetando la bici…es enseñar y acompañar. ¿Sabe dónde está el botón de denuncia? ¿Sabe cómo bloquear a alguien? Debemos ayudarles a saber protegerse en la red. Los adultos debemos conocer y dedicar tiempo a que los niños nos enseñen qué ven en Internet. Para Silvia Álava, especialista en Psicología General Sanitaria y en Psicología Educativa, “es fundamental estar con nuestros hijos, no podemos dejarles con la tablet, el ordenador o el móvil e irnos, porque así no podemos supervisar en qué páginas están entrando ni qué contenidos están viendo. Tenemos que acompañarles en este uso y enseñarles cómo hacerlo”.

- Es básico explicar a los niños que nunca deben mandar información a desconocidos, ni fotos, ni datos personales. Del mismo modo es clave hacerles entender que no deben publicar su mail o datos de contacto en redes sociales, foros u otras páginas, ni dárselo a nadie que no conozcan, aunque hayan hablado con esa persona por chat. Hay que incidir mucho en que no deben hablar virtualmente con desconocidos.

- Para garantizar un uso más seguro de Internet, es importante que los padres bloqueen los contenidos de phising y pornográficos. También que bloqueen algunos sitios web que consideren que no son aptos para niños.

- Otra buena medida es activar la función “búsqueda segura” para que, cuando utilicen un buscador, haya ciertos resultados de búsqueda que no aparezcan.

- El uso de Internet debe ser un pacto entre padres e hijos: para Pía García Simón, responsable de comunicación de Empantallados (Plataforma web dirigida a padres y madres y a otros educadores para acompañar a los niños en la aventura digital cuando empiezan a hacer uso de las pantallas) es importante que “existan una serie de normas a las que nos podamos comprometer, por ejemplo, preservar el tiempo de la comida y la cena como espacio sin pantallas para favorecer una buena alimentación y la conversación familiar, también se deben establecer por edad y por miembro de la familia los límites y los espacios en los que se van a utilizar esas pantallas”.

- Hay que establecer límites de tiempo: la sobreutilización de las pantallas o la televisión como un elemento de distracción permanente impactan negativamente en el aprendizaje.

Tal y como dice la experta Silvia Álava: “No podemos prohibir a los niños que usen las nuevas tecnologías porque ya sabemos que todo lo prohibido se hace más atractivo y además es imposible cumplirlo”. Si no tienen acceso en casa, los niños podrán tener acceso a algún móvil o a alguna nueva tecnología de amigos o de su entorno, por eso, lo más eficaz es acompañarles y educarles en su uso.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo