Educación

¿Cuántos deberes son demasiados?

El tema de los deberes de los niños siempre es controvertido y genera mucho debate: ¿deben tener deberes escolares? ¿Son una carga excesiva para los niños? Hablamos sobre este tema.

deberes niño
Foto Istock

¿Son los deberes la mejor forma de que los niños aprendan? Tienen nuestros hijos una excesiva carga de trabajo extraescolar con los deberes? Abordar el tema de los deberes escolares siempre es fuente de polémica y de controversia. Tratamos de analizar más este tema. 

Calidad, no cantidad

No hay ningún estudio concluyente que apoye una relación entre mejor rendimiento con más deberes. Los expertos insisten en que las tareas hay que enfocarlas hacia completar lo visto en clase y a potenciar otros aspectos formativos del alumno, entre los que también se encuentran el esfuerzo y su capacidad para organizar su trabajo y la marcha del curso.

“Un maestro o profesor que organice bien su asignatura y aproveche el tiempo de clase eficazmente no tiene la necesidad de recurrir a muchos deberes para sacar lo mejor de sus alumnos”, explica el profesor de filosofía y psicología Jerónimo García Ugarte.

Actualmente, este tema depende mucho de cada uno de los centros. En los más innovadores, apenas existen deberes en los cursos de los más pequeños y es a partir de la ESO cuando empiezan a aparecer. Eso sí, intentando que no sobrepasen más de una hora de trabajo diario.

“Cuando un colegio manda muchas tareas es que tiene un claro problema de actualización de sus metodologías y de organización individual de sus profesores, y también como equipo de trabajo”, apunta el experto.

Según la edad

A edades muy tempranas, lo lógico sería que los niños no tuviesen deberes entendidos como obligación y sí como algún tipo de actividad lúdica (algo que les divierta): como por ejemplo, leer un cuento.

Lo importante no es tanto tratar de fijar el curso de Primaria en el que deben empezar los deberes como el tipo y la progresión de los mismos.

El segundo ciclo de Primaria puede ser un buen momento para empezar con las tareas (entendidas como tales) si están bien organizadas por los profesores y no suponen una carga de trabajo importante. Los deberes a estas edades tienen que aportar algo nuevo, diferente a lo visto en clase y que no se midan por tiempo, sino por el disfrute que el niño pueda sacar de ellos.

A veces, surgen historias como la noticia viral de la niña que decía que "no le daba la vida para hacer deberes", detrás de lo cómico de la expresión, siempre debe haber un análisis sobre la carga de tareas que tienen los niños en algunas ocasiones...

Acordarlos en equipo

Una de las causas principales de este exceso de deberes que todavía tienen muchos colegios es que siguen sin entenderlos como algo que debe ser consensuado y trabajado por todos los profesores. Muchas veces, continúan siendo un tema particular de cada uno de ellos. De este modo, si cada asignatura supone un tiempo tan pequeño como 15 minutos de deberes y sumamos 6 asignaturas, ya tenemos 2 horas de tareas. ¡Y solamente contando 15 minutos por cada asignatura!

Es importante consensuar y hablar entre los profesores sobre los deberes y las tareas que se piden a los niños para hacer fuera de clase, ya que, si cada uno solo se centra en su asignatura, corremos el riesgo de tener niños desbordados por los deberes y las tareas extraescolares.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo