Síndrome de Down

La educación inclusiva: clave para el Síndrome de Down

Para que los niños con Síndrome de Down desarrollen al máximo sus capacidades es importante que tengan una educación inclusiva e individualizada.

Educación inclusiva: clave para el Síndrome de Down

A los alumnos con síndrome de Down les cuesta mucho aprender por diversos factores, entre ellos, porque no procesan bien la información o aprenden muy despacio. Sin embargo, si les estimulamos lo suficiente, el entorno es favorable y se produce una educación individualizada, en la que aprendan a su propio ritmo, podremos fomentar al niño lo suficiente para que desarrolle sus capacidades.

Las dificultades del aprendizaje

En general, los alumnos con síndrome de Down suelen tener estos dificultades a la hora de aprender: 

  • El aprendizaje es más lento y necesitan más tiempo para conseguir los objetivos. 
  • Encuentran mayores obstáculos a la hora de procesar la información y aplicarla. Además, les cuesta manejar varias informaciones a la vez. 
  • Existen problemas para realizar secuencias lógicas, porque no relacionan bien lo que ya han aprendido. 
  • Tienen una mayor facilidad para olvidar lo que han aprendido. 
  • No suelen pedir ayuda por lo que tratan de evitar situaciones nuevas. 
  • Su capacidad para reaccionar ante los problemas o situaciones complicadas es más baja que la de otros niños. 

Necesidades Educativas Especiales (NEE)

Por estas razones, los alumnos con síndrome de Down forman parte del grupo de alumnos con Necesidades Educativas Especiales (NEE). Estos chicos necesitan, además, poder tener una educación de calidad, adaptada a ellos, porque no solo beneficiará en concreto a las personas con síndrome de Down, sino también al resto de sus compañeros por fomentar en ellos valores de aceptación, respeto, etc.

Educación inclusiva e individualizada

Por ello, como parte de la educación inclusiva, también hay que tener en cuenta una educación individualizada. Hay que adaptar el currículo escolar lo máximo posible a cada alumno, intentando enseñarles las cosas de forma que se adapten a sus capacidades, por ejemplo, ellos aprenden mucho más de forma visual.

Además, en dicha adaptación hay que ponerles prácticamente las mismas competencias de aprendizaje que el resto de sus compañeros, pero adaptadas a sus dificultades. Como hemos comentado, enseñando mediante juegos visuales, mucha repetición de lo aprendido, etc.

Por otro lado, es importante que la evaluación de sus competencias sea algo personal e individualizado, sin comparaciones con el resto, es decir, saber si ha cumplido los objetivos que se les ha marcado individualmente.

Asimismo, es necesario educar a estos niños en un ambiente en el que se les estén estimulando para que pueda desarrollarse.

Empleo con apoyo

Las posibilidades de incorporarse al mundo laboral, después de acabar su formación, son amplias e importantes y se usan bastantes metodologías para incluir a las personas con síndrome de Down en el trabajo, además, son las asociaciones y fundaciones las que suelen ayudar en la búsqueda de empleo.

Según la Organización Empleo con Apoyo, esta modalidad de empleabilidad es "Un conjunto de servicios y acciones centradas en la persona, fundamentalmente individualizadas, para que la persona con discapacidad y con especiales dificultades pueda acceder, mantenerse y promocionarse en una empresa ordinaria en el mercado de trabajo abierto, con el apoyo de profesionales y otros tipos de apoyos."

El empleo con apoyo consiste en darle a las personas con dificultades una ayuda individualizada para que pueda desarrollarse completamente en su puesto de trabajo. Además, también se intenta promover la inserción social de las personas y mejorar su calidad de vida, así como su independencia y autonomía.

 

Fuentes: Fundación Down España/ Asociación Española de Empleo con Apoyo.

Fuente fotográfica: Fundación Down España.

Etiquetas: educación, educación alternativa, síndrome de Down

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS