Libros

‘El maravilloso Mago de Oz’ cumple 120 años y Anaya lo celebra con una preciosa reedición

La nueva edición de 'El maravilloso Mago de Oz' de Anaya prescinde de las ilustraciones originales de William Wallace Denslow, pero mantiene intacto el texto original de Lyman Frank Baum que fue publicado por la editorial George M. Hill Company de Chicago en el año 1900.

En 2020 se celebra una efeméride muy especial en el mundo de la literatura infantil y es que pocos libros tienen la capacidad de alcanzar los 120 años de vida sin haber perdido durante todo un siglo un ápice de la expectación y la ilusión que despiertan en sus lectores. Es el caso de ‘El maravilloso Mago de Oz’, que sopla en este 2020 las ciento veinte velas, un motivo por el que la editorial Anaya ha lanzado al mercado una preciosa edición conmemorativa ilustrada por el vallisoletano Óscar T. Pérez, que ya ha colaborado con la editorial en numerosas reediciones de clásicos para el mundo infantil como 'El fantasma de la Ópera', 'La reina de las Nieves' o 'Hamlet'.

La nueva edición de Anaya prescinde de las ilustraciones originales de William Wallace Denslow, pero mantiene intacto el texto original de Lyman Frank Baum que fue publicado por la editorial George M. Hill Company de Chicago en el año 1900 y que a tantos niños y a tantas niñas ha acercado a la literatura. Entonces, ni Frank Baum y Wallace Denslow imaginaban que el mundo se quedaría prendado de su pequeña protagonista, Dorothy, y de sus entrañables compañeros de viaje hacia a la Ciudad Esmeralda (el Espantapájaros, el Leñador de Hojalata y el León Cobarde); ni que estaban dando forma a una historia que se convertiría en un clásico y en uno de los libros más editados de la historia.

100 años de la muerte de Lyman Frank Baum

La reedición de ‘El maravilloso mago de Oz’, publicada por Anaya a finales de 2019, también sirve para conmemorar otro aniversario: el centenario de la muerte de su autor, Lyman Frank Baum, que falleció un mes de mayo de 1919 en Hollywood, dejando tras de sí numerosos guiones, múltiples novelas y relatos y dos centenares de poemas.

De todos esos trabajos hoy sigue sobreviviendo al paso del tiempo ‘El maravilloso mago de Oz’, una obra infantil en la que siempre se ha querido ver una lectura política, que seguramente tuvo en su día, pero que si ha calado en los lectores es por dos motivos fundamentales: por un lado, la incomparable carga de fantasía, aventuras y emociones que hace vivir a los lectores mientras acompañan a los protagonistas. Por otro, por el precioso mensaje que deja Frank Baum en el texto, animándonos a encontrar dentro de nosotros esos valores y esas cualidades que muchas veces, lastrados por la baja autoestima, somos incapaces de ver.

Un clásico mucho más allá de la literatura

A raíz del éxito de ‘El maravilloso mago de Oz’, Lyman Frank Baum escribió entre 1904 y 1920 otros trece libros sobre la tierra de Oz, su universo imaginario. Ninguno de ellos, sobra decirlo, tuvo el mismo éxito de crítica y público.

Era difícil claro, porque debido a su éxito desde sus inicios ‘El maravilloso Mago de Oz’ tuvo numerosas adaptaciones teatrales y de carácter musical. Fue el propio Baum, no en vano, el que tras asociarse con el director teatral Julian Mitchell y con el compositor Paul Tietjens dio forma a la primera adaptación musical, que se estrenó en 1902 en Chicago y se representó durante casi 300 noches en Broadway.

No obstante, la adaptación más mítica de El mago de Oz sigue siendo hoy en día la cinematográfica de 1939, dirigida por Victor Fleming e incluida por la Unesco en su programa Memoria del Mundo. La actriz Judy Garland es desde entonces la imagen más icónica de Dorothy Gale.

Continúa leyendo