Educación del niño

Ideas y consejos para que los niños se vistan solos

Si nuestros hijos/as aprenden a vestirse solos, ganarán en autonomía y dependencia. Pero, ¿cuándo empezar y cómo? Te descubrimos algunas ideas útiles.

Fomentar la autonomía e independencia de los niños, les hace ganar confianza en sí mismos y favorece su autoestima. Así que debemos ayudarles a iniciarse en cualquier tarea que les permita hacer las cosas por sí mismos, como el que los niños se vistan solos. Es una de las tareas más complejas y completas para un niño pequeño, por eso os he recopilado una serie de ideas para ayudar a que los niños se vistan solos.

Consejos para que los niños se vistan solos
Foto: Istock

Cada una de las tareas que supone vestirse, significa un gran trabajo y logro para los niños y niñas. Abotonarse un botón, subirse la cremallera, ponerse la camiseta, colocarse los zapatos correctamente, cada uno de estos pasos implica concentración, coordinación y habilidades motoras. Sus pequeñas manos se enfrentan a grandes aprendizajes, por lo que debemos ponérselo lo más fácil posible.

Cómo ayudar a los niños a vestirse solos

Más allá de dejarles la ropa preparada y tener infinita paciencia, debemos considerar algunos trucos e ideas que permitirán que la tarea de vestirse solitos sea mucho más fácil para los más pequeños. Y, sobre todo, respetar el ritmo de cada niño o niña. Para algunos será más fácil ponerse un botón, mientras que otros se atascarán con las cremalleras. Por eso es muy importante no comparar y respetar sus ritmos.

Evita cualquier prenda o calzado complicado. Resulta mucho más sencillo y satisfactorio colocarse un zapato de velcro, que uno de cordones.

Practicad en momentos de calma, como pueden ser los fines de semana para que entre semana todo fluya mejor. Aún así procura darle su tiempo y no meterle prisas. Con esto lo único que conseguimos es que se pongan nerviosos, se frustren y luego se nieguen a hacer la tarea por pérdida de motivación. Así que fuera prisas.

Id por etapas. Aunque te reclame con el famoso “yo solito, yo solita”. Empezad por desnudarse, luego puede ser la ropa interior y los calcetines. Cuando se sienta seguro con estas prendas ir pasando a otras.

Alabar cada logro. Describiendo con detalle lo que han conseguido y el esfuerzo que han puesto en ello. Se sentirán más motivados a seguir intentándolo cada día.

Si te pide ayuda no se la niegues o la demores con un “venga sigue intentándolo”. Si ha llegado al punto de reclamar tu ayuda es porque la necesita y saber que le ayudarán hará que se sienta más tranquilo la próxima vez que lo haga.

Bastidores Montessori

Ideas para que nuestros hijos se vistan solos
Foto: Istock

Los bastidores Montessori son unos materiales fantásticos para poder practicar diferentes destrezas a la hora de vestirse. Puedes encontrarlos en tiendas especializadas o bien hacerlos en casa. Se trata de pequeños bastidores, los clásicos de costura te valdrían, en los que puedas colocar alguna prenda que ya no uses, con la que practicar abotonar los botones, corchetes, cremalleras, hebillas, cordones y hasta lazos.

Solo tienes que reutilizar alguna ropa, recortar el trozo que te interese y ajustarlo en el bastidor. Al estar en un bastidor la tela está más tirante y eso hace que sea más sencillo. Puedes preparar varios e ir cambiando la dificultad a medida que vaya consiguiéndolos.

Vestir a los bebés

Tener muñecos bebés por casa con los que practicar a vestirlos resulta muy divertido. Las manos se fortalecen colocando las pequeñas prendas, velcros, corchetes y cremalleras. Además, también se trabaja la secuencia lógica a la hora de vestirse.

De esta manera, los niños y niñas practican y recuerdan que prenda de ropa va antes o después. Y luego lo trasladarán a su momento de vestirse. Jugar a vestir y bañar muñecos es toda una tarea de aprendizaje replicando rutinas reales. Como juego simbólico es, sin duda, uno de los mejores. Ya que incluso con los muñecos interactúan emocionalmente. No dudes en prestar atención a cómo le habla tu hijo o hija al muñeco a la hora de vestirle. Seguro que te ayudará a ayudarle.

Pegatinas en los zapatos

Busca pegatinas de caritas que puedas cortar por la mita y coloca cada mitad en la parte de dentro de los zapatos. De tal manera que, mirando dentro del zapato, el niño o niña sepa rápidamente cuál es el zapato de la izquierda y cuál el de la derecha. Este sencillo truco les ayuda muchísimo, además de divertirles saber que tienen una carita divertida en sus zapatos.

Botón a botón, irán consiguiéndolo y sintiéndose cada vez más autónomos y seguros. Su confianza irá creciendo y llegará el día en el que verás a tu hijo vestirse solo. Una nueva etapa superada, disfrutadla juntos.

Mónica Palacios

Mónica Palacios

Aprendiendo a ser madre, mientras comparto todo lo que aprendo Cuando me dijeron esa típica frase de “Cuando seas madre, tu vida cambiará”, no imaginaba cuánto. Mi hija llegó para cambiarlo todo y hacerme ver que solo quería ser la mejor versión de mí misma para ser la madre que ella necesitaba. La conciliación laboral fue imposible, y pronto supe que no volvería a mi anterior trabajo de profesora de alemán. Comencé a leer y formarme, y sentir la necesidad de compartir todo lo experimentado y sentido con otras madres. Así comenzó Los Cuentos de Mamá, como una voz más de una madre que admite sus errores, aprende, llora y ríe en la tarea más difícil que asumimos al ser madres y padres: la crianza. Los Cuentos de Mamá ha ido creciendo hasta convertirse en una gran comunidad, tanto en las redes sociales, como en el blog. Una comunidad que se nutre de las ideas y propuestas que comparto sobre juego independiente, crianza, libros, manualidades y actividades sencillas con las que seguir fomentando el asombro, la imaginación, la creatividad, la diversión y el aprendizaje de nuestros hijos.

Continúa leyendo