Fecha especial

Ideas de recordatorio para dar en una comunión

Compartimos contigo hasta cinco ideas originales para no tener que recurrir a la figura o recordatorio de toda la vida, esos que acaban olvidados en un cajón o al fondo de la estantería que menos se ve de toda la casa.

Si te toca organizar la comunión de tu hijo o hija y no quieres que el detalle que tengáis con los invitados acabe olvidado en un cajón o al fondo de una estantería, puedes evitarlo gracias a la variedad de recordatorios que hoy en día tienes a golpe de clic, sin moverte de casa. 

Algunos de ellos incluso podéis hacerlos manualmente en familia, como es el caso de los marcapáginas, pero como lleva mucho trabajo y no sobra el tiempo, a continuación te damos cinco ideas concretas que no requieren inversión de tiempo, tan solo económica. Ninguna es una figurita ni un recordatorio en cartón o papel, y tampoco una chapita. 

Solidarios

De un tiempo a esta parte las organizaciones benéficas ofrecen a quien lo desee que el regalo de una ocasión especial, ya sea una boda, un bautizo, una comunión o similar, sea de carácter solidario. Es una iniciativa magnífica porque garantiza que el detalle no se quede en un cajón, sino que se utilice en fines muy necesarios. Te dejamos tres ejemplos concretos: el Regalo Azul de Unicef, Las pulseras de vida de Cris contra el cáncer y el detalle solidario de la fundación Josep Carreras, pero tienes muchas más a tu disposición.

Imanes personalizados

Un detalle sencillo pero efectivo porque es altamente probable de que los invitados coloquen el suyo en sus neveras y por lo menos se luzca durante un tiempo el recordatorio. Sobre todo si escogéis un diseño atractivo y bonito más allá de si lleva la foto del protagonista o no. Estos de monaditas, por ejemplo, son muy sencillos y cumplen perfectamente su función. 

Velas de cristal

Es uno de los recordatorios más prácticos que se pueden regalar en una comunión porque una vez gastada la vela, el tarrito de cristal se puede usar con otros fines decorativos. Además, hay diseños realmente bonitos como estos de thisiskoll en los que se personaliza el adhesivo decorativo que va pegado en el tarro de cristal. 

Marcapáginas

Este es el recordatorio más sencillo de hacer en casa si os apetece que el regalo de ese día sea único. Pero somos conscientes de que es un trabajo complicado y que, sobre todo, requiere invertir un tiempo del que quizá no dispongáis, así que podéis escoger alguno de los que se venden en internet, como estos de pihippie.com que son muy chulos. Un detalle para invitados de todas las edades que siempre es útil y que podéis personalizar con los detalles de un día tan especial como el de la primera comunión. 

Dulces

Este es el recordatorio favorito de los protagonistas del día, así que si no queréis que lo elijan, mejor no se lo enseñéis porque son irresistibles. Tanto las cajitas de galletas de cottonbird como las cajitas, bolsas y saquitos de chuches, caramelos y gominolas de mgmayora lo tienen todo para ser el mejor recordatorio posible de la celebración de la primera comunión.  Durará menos que cualquier otro regalo pero no quedará olvidado en un cajón y encima les hará pasar un rato de felicidad a los invitados. 

Continúa leyendo