Coronavirus

Niños con congestión nasal y COVID-19: ¿Se les debe enviar a casa?

A medida que van pasando los meses se van conociendo cuáles son los síntomas más comunes ocasionados por el Covid-19, la enfermedad causada por el SARS-CoV-2, incluyendo los síntomas más habituales entre la población infantil. Precisamente, la congestión nasal no se caracteriza por ser uno de los más habituales.

A medida que van pasando los meses, se incrementa el número de casos diagnosticados, y también se llevan a cabo diferentes estudios científicos y se publican sus resultados, es normal que los médicos tiendan a tener un poco más claro cuáles son algunos de los síntomas típicos del Covid-19, la enfermedad causada por el conocido como nuevo coronavirus (SARS-CoV-12).

Así, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mayoría de los síntomas causados por este virus suelen ser síntomas respiratorios, como: fiebre, tos, falta de aire y dificultad para respirar. En algunos casos se han encontrado molestias digestivas, como diarrea y erupciones cutáneas. Y, cuando se vuelve grave, la infección puede acabar causando otras complicaciones más serias, como la neumonía, el síndrome respiratorio agudo severo, la insuficiencia renal e incluso la muerte.

Atendiendo a las medidas tomadas tanto por el Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Educación en relación a qué deben hacer los distintos colegios y escuelas infantiles cuando un niño presenta algún síntoma relacionado con el Covid-19, y especialmente si tenemos en cuenta que es muy habitual que los niños, sobre todo los más pequeños, tiendan a enfermarse más fácilmente en determinados momentos del año (como el otoño y el invierno), es normal que muchos padres se pregunten qué hacer cuando el niño simplemente presenta una molestia tan común como la congestión nasal.

Es más, la incertidumbre aumenta considerablemente cuando, además, el niño sufre de alergias respiratorias estacionales frecuentemente, lo que ocasionará que el pequeño tenga constantemente mucosidad, rinorrea y otros síntomas relacionados. La pregunta es clara: ¿qué hacer en estos casos?

¿La congestión nasal es un síntoma común de Covid-19?

En el mes de febrero de este mismo año, justo cerca del comienzo de la pandemia de Covid-19, la Organización Mundial de la Salud emitió un primer informe en el que analizaba un total de 55.924 casos de Covid-19 confirmados por laboratorios en China. En ese informe, por ejemplo, encontró que solo el 4,8 por ciento de los pacientes habían mostrado congestión nasal como un síntoma o signo de una infección por Covid-19.

Por tanto, este número era significativamente mucho menor que los porcentajes de pacientes que informaron de síntomas más comunes, como la fiebre (87,9 por ciento), tos seca (67,7 por ciento) y la fatiga (38,1 por ciento).

Como ocurre con muchos de los síntomas causados por el coronavirus, la congestión nasal se caracteriza por ser un síntoma inespecífico, de manera que, originalmente, puede estar relacionado con diferentes enfermedades, sobre todo en una época del año en la que la gripe, las alergias respiratorias y el resfriado común tienden a ser más comunes.

Esto significa que la única manera real de averiguar si la nariz taponada es en verdad un síntoma de Covid-19 es que el niño se realice la prueba, aunque esta decisión se reduce básicamente a si existen o no otros síntomas que podrían estar relacionados, como fiebre, fatiga, y la propia opinión del pediatra.

Niño con mucosidad
Foto: Istock

Pero esto es todavía más común en los niños, que suelen ponerse malos en aquellas estaciones en las que la gripe o el resfriado común empiezan a circular, lo que plantea un problema tanto a los padres como a los tutores de los diferentes centros educativos.

Sabemos que cuando el niño presenta algún síntoma dudoso de Covid-19, dentro de los encuadrados como síntomas comunes, como podría ser el caso de la fiebre, y se pone enfermo al entrar al colegio o cuando ya se encuentra en la clase, sí suele ser habitual que se tomen las medidas necesarias para extremar las precauciones, observar al niño y analizar si es útil que se realice la prueba o no.

Por lo que cuando surge otro síntoma menos común y todavía más inespecífico, como podría ocurrir con la congestión nasal o la mucosidad, todo dependerá de lo que decidan los tutores y responsables en la escuela. No obstante, no suele ser común enviar el niño a casa cuando presenta únicamente un síntoma tan inespecífico, sobre todo ante la ausencia de otros síntomas que podrían ser más evidentes.

Covid-19 y alergia estacional: ¿Es posible notar alguna diferencia?

Los síntomas de las alergias estacionales suelen ser similares a los de un resfriado común, lo que podría hacer también que sean parecidos a los que se presentan cuando se tiene Covid-19.

Los síntomas más comunes de una alergia suelen ser: rinorrea, congestión, picazón, estornudos y ojos llorosos. Como vemos, aunque la congestión nasal y la rinorrea sí son dos síntomas habituales, no suele presentarse otros síntomas más comunes en el caso del nuevo coronavirus, como podría ser la fiebre.

Además, debemos tener en cuenta que, de acuerdo a los estudios e informes médicos que se han ido publicando hasta el momento, cuando se presenta fiebre, los niños con Covid-19 suelen tener una fiebre mucho más elevada.

Sin embargo, cuando el niño presenta los síntomas relacionados con una alergia pueden progresar a tos y otros signos similares a los de un resfriado común, pero originalmente es una situación como común entre los más pequeños. Es más, la secreción nasal profusa, el goteo nasal, los estornudos y los ojos llorosos que pican no suelen ser síntomas comunes en el Covid-19.

Christian Pérez

Christian Pérez

Colaborador de Ser Padres, especializado en divulgación científica y sanitaria, maternidad y embarazo. También se dedica a la verificación de hechos (fact-checking).

Continúa leyendo