Pandemia de coronavirus

Pandemia de coronavirus: Varios estudios advierten que la actividad física ha disminuido en los niños

La actual pandemia de coronavirus nos ha afectado a todos. Y, en el caso de los niños, además de un incremento de los casos de ansiedad y estrés infantil, sobrepeso y obesidad, diferentes estudios han mostrado que no estarían siendo tan activos físicamente.

Varios estudios advierten que la actividad física ha disminuido en los niños
Foto: Istock

Como señalan las estadísticas, especialmente en aquellos momentos en los que los niños deben quedarse en casa durante la actual pandemia de coronavirus, a muchos padres les puede preocupar que sus hijos no estén haciendo suficiente actividad física todos los días.

Basta con recordar los cerca de 3 meses que estuvimos confinados en nuestro país. Y los distintos estudios publicados con posterioridad para percatarnos que esa falta de actividad acabó influyendo negativamente en un aumento del peso no solo para los adultos, sino también para los más pequeños (y los adolescentes).

Pero si bien las investigaciones publicadas hasta ahora han ilustrado durante bastante tiempo una tendencia creciente de que la actividad física ha disminuido en los niños (sobre todo a medida que crecen), hay cierta evidencia de que estaría ocurriendo lo contrario para muchos adultos.

Aunque esto, cuanto menos, podría resultar sorprendente, los expertos señalan que los padres podrían utilizar esta motivación para alentar a sus hijos a moverse más. Y es que, como señalan, ser intencional en la incorporación del movimiento, principalmente en el día a día de nuestra familia, puede acabar siendo de muchísima ayuda para conseguir que los niños se animen a hacer más ejercicio físico de forma natural.

¿Qué dicen los datos?

Algunas investigaciones, como un estudio publicado en el año 2019 en Pediatrics, ha señalado ya que, aunque algunos niños continúan disfrutando del juego vigoroso y activo, la cantidad de tiempo que los más pequeños dedican a la actividad física empieza a disminuir a partir de los 8 años de edad, para incluso reducirse todavía más a los 11 años. 

Debemos tener en cuenta que ese estudio, publicado en 2019, no tiene en cuenta el impacto de la actual pandemia de coronavirus, o factores relacionados con el distanciamiento y con una menor interacción humana.

Ejercicio en niños y pandemia de coronavirus
Foto: Istock

En este sentido, podemos mencionar un informe publicado recientemente del Royal Children’s Hospital Melbourne, cuyos autores recopilaron datos de más de 2.000 participantes. Los resultados señalan que los jóvenes australianos fueron un 42% menos activos durante el período de confinamiento inicial el pasado año. 

Otro estudio, también publicado en 2019, en Obesity Reviews, revisó los hallazgos de más de 9.000 informes. Y los datos motivaron a los investigadores a expresar su preocupación de que los niños de todo el mundo corrían el riesgo de no realizar suficiente actividad física.

¿Por qué la actividad física es tan importante en los niños?

Los pediatras recomiendan que los niños de entre 6 a 17 años de edad realicen al menos 60 minutos de actividad física cada día. Y destacan especialmente la actividad aeróbica, dado que es de mucha utilidad a la hora no solo de beneficiar la salud cardiovascular, o el fortalecimiento de los músculos y los huesos, sino que también es útil tanto mental como emocionalmente.

Y, como señalan los expertos, los efectos a corto plazo de la actividad física son bastante sorprendentes, ya que, con una única sesión de actividad física, ayudaría a mejorar la memoria y la función ejecutiva, que es básicamente la capacidad de tomar decisiones y de hacer “malabares” con muchas cosas a la vez. De ahí que, posteriormente, el ejercicio físico a largo plazo se asocie con un rendimiento tanto escolar como académico muchísimo mejor.

Ya hemos conocido la publicación de distintos estudios que advierten que, durante la pandemia de COVID-19, los niños han pasado muchísimo tiempo inactivos, al estar muchas horas frente a las pantallas móviles, de ordenadores o la televisión.

Sin embargo, no se ha observado esta actitud en los padres, quienes sí se han aprovechado de distintas formas de estar físicamente activos. De ahí que los expertos incidan en la importancia de llevar a cabo una actividad física apta para toda la familia, lo que puede ser divertido.

En la mayoría de las ocasiones bastará con hacer que el ejercicio físico sea obligatorio, y siempre intentar mantener el mismo horario. Es posible planificar paseos en bicicleta, salidas a parques o caminatas familiares.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo