Vacunas y coronavirus

Por qué es importante vacunar a los niños aunque el Covid les afecte menos

Aunque el plan de vacunación avanza poco a poco en nuestro país, los expertos se preguntan hasta qué punto administrar vacunas a los niños podría ayudar a alcanzar la inmunidad colectiva.

Por qué es importante vacunar a los niños aunque el Covid les afecte menos
Foto: Istock

A medida que el plan de vacunación contra el coronavirus avanza poco a poco en nuestro país, en el día de hoy Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha dado cuenta acerca de cómo va la vacunación. Y ha llegado a asegurar que, en este segundo trimestre, “el proceso se va a acelerar significativamente”.

De esta manera, Sánchez ha afirmado que se va a cumplir el objetivo del 70 por ciento de vacunación a finales del próximo mes de agosto, lo que equivaldría a cerca de 33 millones de personas vacunadas en nuestro país. 

Así, en un período de tiempo algo más corto, concretamente para la próxima semana, indicó que serían más las personas vacunadas con pauta completa (es decir, con ambas dosis de la vacuna) que el porcentaje de nuevos contagios notificados.

Mientras tanto, el Ministerio de Sanidad actualizó hace apenas unos días el documento de la Estrategia de Vacunación, incluyendo la ampliación de la edad de utilización de la vacuna de AstraZeneca desde los 55 a 65 años de edad, a la vez que serían las personas mayores de 70 años de edad las que reciban la próxima vacuna de Janssen, que destaca principalmente por administrarse en una única dosis.

Pero, ¿qué ocurre con los niños? Si bien es cierto que, de acuerdo a las estadísticas publicadas hasta el momento, la mayoría de los pequeños no suelen desarrollar síntomas cuando se infectan con el virus o desarrollan una forma muy leve de la COVID-19, los expertos coinciden en señalar algo importantísimo: sin la vacunación de la población infantil no podría alcanzarse la inmunidad colectiva.

¿Por qué no se les administra, de momento, a los niños la vacuna contra la COVID?

Aunque hace algunas semanas comenzaron algunos ensayos clínicos con la finalidad de estudiar la seguridad y la eficacia de algunas de las vacunas contra el coronavirus en niños, por el momento ninguna de las vacunas disponibles ha sido probada realmente en niños, principalmente durante las fases de ensayos.

Debido a ello, los expertos desconocen verdaderamente qué grado de seguridad y eficacia presentarían realmente las vacunas en este grupo de edad. Y este es el motivo principal por el que, al menos por el momento, no se considera la administración de las vacunas en la población infantil: por la falta de ensayos clínicos.

No en vano, como te hemos comentado ya en algún que otro momento, la gran mayoría de los voluntarios en los que se probaron las vacunas durante los distintos ensayos clínicos tienen más de 18 años de edad, mientras que únicamente unos pocos individuos tenían 16 o 17 años, de forma que, originalmente, ninguno era menor de esta edad.

¿Qué vacunas están siendo probadas en niños en estos momentos?

Hasta el momento, la Universidad de Oxford ha puesto en marcha un estudio para evaluar la seguridad de su vacuna AstraZeneca y la respuesta inmune, seleccionando para ello a un grupo de 300 voluntarios, todos menores de edad, con un rango de edad entre 6 a 17 años de edad.

El laboratorio Moderna también decidió reclutar a 3.000 voluntarios de entre 12 a 17 años de edad, con la finalidad de ensayar su vacuna en este grupo de edad. Y China igualmente inició los ensayos de su vacuna Sinovac, aunque en este caso se corresponden con 552 niños voluntarios con edades a partir de los 3 años de edad.

Vacunas contra el coronavirus probadas en niños
Foto: Istock

Estos ensayos son particularmente importantes, puesto que mientras que un adolescente tiende a presentar una respuesta inmunitaria bastante parecida o similar a la que posee un adulto, en el caso de menores de 12 años de edad esta respuesta cambia, motivo por el cual lo más probable es que se precise de un cambio en la dosificación.

Esto significa básicamente que una vacuna, o incluso un determinado fármaco seguro y efectivo en un adolescente o en un adulto, no quiere decir que también lo vaya a ser en el niño. De ahí que sea fundamental la realización de ensayos clínicos que incluyan a niños de prácticamente todas las edades.

La vacunación de la población infantil es esencial para alcanzar la inmunidad colectiva

No debemos olvidarnos que, para alcanzar la tan ansiedad inmunidad colectiva, se hace imprescindible que la mayor parte de la población se inmunice frente al virus; y evidentemente esto también incluye a los niños.

Aún cuando, según los datos clínicos, la mayoría de los niños no suelen tener síntomas graves o persistentes por la COVID-19, su vacunación ayudará positivamente a la hora de conseguir la inmunidad de grupo, que es la que se alcanza cuando el volumen de la población inmunizada es tal que el virus ya no tiene apenas por dónde circular.

Como señalan los expertos, aunque los niños no son supercontagiadores, como se creía en un primer momento, sí son transmisores. Por tanto, si se demuestra que las vacunas ayudan a evitar la transmisión totalmente, sí sería esencial vacunar a la población infantil.

No obstante, parece que este escenario se encuentra muy lejos. Y es que algunos expertos, los más optimistas, señalan que esto posiblemente no ocurrirá hasta, como mínimo, el próximo año 2022.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo