¿Por qué puede ocurrir?

¿Por qué las vacunas pueden provocar fiebre?

El tema de las vacunas suele generar inquietudes, como preguntarse por qué a veces pueden provocar fiebre. Veamos aquí más información al respecto.

Las vacunas tienen gran utilidad ya que gracias a ellas se estimulan las defensas de nuestro organismo. No obstante, es posible que nada más recibirlas se sufran algunos efectos que suelen ser leves y temporales. Uno de los más comunes es tener fiebre. ¿Sabes por qué ocurre?

Una vacuna es una preparación que tiene el objetivo de generar inmunidad en el organismo frente a una enfermedad concreta, de forma que lo estimula para que fabrique anticuerpos que luego serán los que lo protegerán frente a futuras infecciones. ¿Cómo? Porque el sistema inmune las podrá detectar como un agente infeccioso y lo destruirá.

Por tarto, podríamos decir que el fin de las vacunas es que reaccionemos, por eso es por lo que a veces puede aparecer fiebre después de que nos vacunemos, porque el sistema inmunológico se está activando. Es por ello que tampoco debemos pensar que esa fiebre signifique que haya algo mal, o que la vacuna no haya funcionado. Realmente, es lo contrario, significa que el organismo ha respondido, y esto es válido para niños y adultos.

Veamos algunas dudas más que suelen surgir en torno a la vacunación.

¿Si no hay fiebre no ha funcionado la vacuna?

Al igual que cuando sí la hay, tampoco debemos pensar en eso, ya que no es obligatorio que la padezcamos para saber si una vacuna es eficaz o no. Podemos tener fiebre o podemos no tenerla.

¿Cuándo suele aparecer la fiebre?

Normalmente, si aparece fiebre, suele surgir entre las primeras 48 y 72 horas después de la vacunación. No obstante, debemos tener en cuenta que esto depende del tipo de vacuna, ya que ese tiempo promedio es en el caso de las vacunas que contienen unas partes determinadas de los microbios, pues son las que generan inmunidad, pero nunca la enfermedad. Hay otro tipo de vacunas, las vivas, que sí que pueden producir fiebre pasados unos días.

¿Es normal el dolor o hinchazón en la zona de la inyección?

También es muy común que donde se haya inyectado, por ejemplo, en el brazo, aparezca alguna reacción local, como dolor, hinchazón o enrojecimiento. No obstante, no quiere decir que porque aparezca como reacción general fiebre, aparezca también dolor en el brazo, o viceversa. A veces no hay ninguna respuesta, otras solo una, y en otros casos las dos.

Tratamiento de la fiebre

Si aparece fiebre después de una vacuna, lo más recomendable es dar un analgésico-antitérmico, es decir, un paracetamol o ibuprofeno.

Puede que entonces te hayas preguntado si e bueno tomarse alguno de estos medicamentos antes de las vacunas, realmente, por normal general no se suele aconsejar dar por adelantado un antitérmico para evitar la fiebre. Es mejor usarlo si es necesario. No obstante, siempre puedes consultar con un especialista médico según la vacuna en cuestión.

Mi hijo se ha vacunado y tiene fiebre prolongada

Puede ser que después de una vacuna aparezca fiebre, pero también puede ser que no se deba a ella, sino que haya coincidido con una infección en ese mismo momento ya que no es muy común que la fiebre dure más de dos días.

Lo importante, entonces, es analizar los síntomas que están apareciendo y comprobar si estos son preocupantes, como sarpullidos, diarrea o tos. Ante cualquier duda lo mejor es consultar directamente con el pediatra.

Continúa leyendo