Evolución y desarrollo

Primera pandilla: amigos para siempre

Son su familia, sus cómplices… Lo comparten todo y lo pasan en grande.

También te puede interesar: ¿A tu hijo le cuesta hacer amigos? Puedes ayudarle
pandilla_niños

Todoslos niños necesitan ciertos signos de identidad. Los chavales tienen unos códigos de pertenencia: basta fijarse en que todos llevan prendas, adornos y hasta cortes de pelo parecidos. Por muy espantosa que nos parezca la moda de llevar una camiseta con las mangas rotas, hay que tener en cuenta que estos gestos suelen ser requisitos para pertenecer a una pandilla. Si respetamos los gustos de nuestro hijo, estaremos ayudándole a sentirse parte del grupo.

Por lo demás, si todo marcha bien, no hay que interferir. Nuestra actitud debería ser la de mantenernos en un segundo plano y esforzarnos por ser comprensivos y tolerantes con sus iniciativas: permitirle unos horarios que se ajusten a las actividades del grupo y darle el visto bueno para hacer cosas fuera de lo común, siempre, claro, que no entrañen peligro: visitar cuevas, recoger conchas por la playa, ver amanecer... Por descontado, antes habremos de informarnos bien de adónde van y con quién, y cuáles son sus planes. Para mayor tranquilidad, podemos prestarle nuestro móvil; así sabremos en todo momento dónde está.

Lo que no debemos hacer es someterle a un interrogatorio; mejor procuremos crear en casa un clima de diálogo y confianza que anime al niño a contarnos sus experiencias con la pandilla, y hasta puede que se deje aconsejar moderadamente. Tampoco está de más conocer y hablar con los padres de sus amigos (a lo mejor es un alivio comprobar que para ellos todo esto también es nuevo o que sus hijos mayores ya pasaron por lo mismo).

Las amistades veraniegas dejan una huella difícil de borrar. No es raro que las despedidas sean dolorosas y que los días posteriores a la separación se muestren tristes y taciturnos. Seamos cariñosos con ellos y animémosles a mantener el contacto con sus colegas por teléfono, carta o mail. Será un buen consuelo mientras esperan a que llegue el próximo verano.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS