Vacunación infantil

¿Puedes vacunar a tu hijo si ha dado positivo en COVID o hay que esperar?

Si tenías pensado vacunar a tu hijo pero, de repente, ha dado positivo en un test de antígenos o PCR, ¿qué pasos hay que seguir? ¿Puede recibir la vacuna o ha de esperar un tiempo?

vacunación
Fuente: iStock

La vacunación de adolescentes comenzó el pasado verano pero, la de los niños, apenas lleva un mes en funcionamiento en España. Los menores de entre 5 y 11 años están recibiendo una dosis adaptada de la vacuna de Pfizer: menos suero y algunas modificaciones para evitar efectos secundarios. Son muchos los padres que han decidido vacunar a sus hijos pero es obvio que, cuando se trata de una vacunación tan globalizada y generalizada, las dudas sean comunes, frecuentes y diversas.

Hemos respondido a qué hacer si uno de los padres quiere vacunar al peque pero el otro no, también hemos hablado sobre cómo afecta la variante omicron a los más pequeños de la casa e, incluso, sobre cuáles son los efectos secundarios más comunes de esta vacuna. Pero hoy queremos parar a analizar una información de interés; sobre todo, ahora que España atraviesa la sexta ola de contagios. ¿Qué pasa si el niño ha dado positivo justo antes de vacunarse o tiene síntomas en el momento de la vacunación?

¿Qué pasa si el niño tiene síntomas el día de la vacunación?

Estamos en época de VRS, de gripes y de resfriados. Pero también estamos inmersos en plena sexta ola de contagios y, lamentablemente, los niños hasta hace bien poco lideraban las tasas de incidencia. Por lo tanto, es lógico pensar que cualquier síntoma que incluya algunos de los más comunes de COVID-19 asuste a los padres. Síntomas como mocos, tos, dolor de garganta, cansancio o fiebre. Síntomas que, recordemos, son comunes a las afecciones respiratorias que suelen cursar los niños por temporadas.

Si eso ocurriera, la Asociación Española de Pediatría, basándose en las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, comenta en su web: “Se recomienda posponer la vacunación y consultar en el centro de salud para valorar si hay que hacer un prueba diagnóstica de infección aguda (PCR o antígenos)”. De esta hacerse y resultar negativa, podría procederse a la vacunación.

¿Qué pasa si se confirma el positivo del niño en COVID justo antes de la vacunación?

Caso diferente ocurriría si, justo en el momento de vacunarse, el niño es positivo confirmado. Obviamente, no podría asistir a la cita, puesto que tendría que guardar cuarentena. Además de ello, aseguran: “Hay que esperar el tiempo establecido por las autoridades de salud pública tras el diagnóstico para administrar la vacuna, que en todo caso será de una única dosis”.

Pero, ¿cuál es ese tiempo?

  • Si el niño o adolescente ha pasado la infección antes de la primera dosis, hay que esperar entre cuatro y ocho semanas después del diagnóstico. En niños de entre 5 y 11 años, es preferible esperar cuatro semanas después de la infección.
  • Si se ha detectado positivo después de administrar la primera dosis y antes de la segunda, esperar entre cuatro y ocho semanas después del diagnóstico. En niños pequeños, esperar cuatro semanas después de la infección y, al menos, ocho semanas después de la primera dosis para poner la segunda.

¿Y qué pasa si el niño ha estado en contacto con un positivo?

Hay dos supuestos para los contactos estrechos de positivo (considerando contacto estrecho a una persona que ha estado cerca del positivo más de 15 minutos máximo 24 horas antes de la confirmación del positivo). Si ese contacto está vacunado con la pauta completa, no deberá guardar la cuarentena estipulada por el Ministerio de Sanidad, siempre y cuando haya pasado el tiempo estipulado para ganar inmunidad gracias a la vacuna.

Tampoco si el contacto estrecho ha pasado la COVID-19 en los últimos seis meses.

Pero si el niño no está vacunado y es contacto estrecho de un positivo, siempre y cuando su prueba sea negativa, deberá esperar a cumplir la cuarentena de diez días para poderse vacunar (siempre y cuando no aparezcan síntomas en esos días de aislamiento)-

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo