Rabietas infantiles

Tormentas emocionales en los niños: cómo les ayuda el mindfulness en casa

4 minutos

Rabietas, enfados explosivos, frustraciones... Los niños explotan ¿cómo puede ayudarnos el mindfulness en casa?

niño rabieta enfadado

Una tormenta emocional o una rabieta se produce cuando sentimos muy intensamente una emoción y nos quedamos atrapados en ella, sin saber salir. Habrás experimentado muchas veces esta sensación y también la habrás podido ver en tus hijos. Los niños sienten las emociones muy intensamente, tanto la ira, como la tristeza, la alegría, la sorpresa y el miedo. Todas ellas son saludables y universales pero, ¿qué sucede cuando se convierten en verdaderas pataletas?

La función de la emoción es adaptativa, comunicativa y pasajera. Pero cuando no la dejamos transitar en su curso natural sino que nos aferramos a ella, la emoción sigue creciendo de tal manera que acapara toda nuestra atención física y psicológica. Nuestros pensamientos y nuestra conducta rápidamente se ven influenciados por ella y harán que nos dirijamos hacia donde ella se ha asentado. Por ejemplo, si tu hijo frente a un examen siente miedo por el resultado, empezará a generar pensamientos catastróficos que le llevarán a imaginar que no le saldrá bien, que no sabrá responder y esto le generará ansiedad. Si no tiene las estrategias adecuadas para poder transitarla saludablemente, quedará atrapado en ella. De esta manera, puede experimentar cómo disminuye su capacidad para prestar atención, para aprender y para resolver problemas.

Sabemos que es importante educarles en las emociones pero también lo es educarles en estrategias de regulación. En estrategias que le permitan generar estados de calma y estabilidad emocional. Y en éstas, la práctica de mindfulness puede ayudarte mucho. Si lo practicáis en casa, si lo entrenáis, esta habilidad puede convertirse en una herramienta que podrá ayudarle en muchas tormentas emocionales.

La práctica de mindfulness es la habilidad de estar en el presente de una manera amable y sin juicios. Si la entrenas con tus hijos, aprenderán a reconocer sus emociones en su cuerpo, a darse cuenta de cómo están y, por lo tanto, les brindará la oportunidad de ocuparse de ello. Mediante la respiración consciente, los niños aprenden a anclarse al presente, generando en ellos estados de calma y estabilidad. Y esto, les ayuda a regularse y relajarse.

Pero tenemos un truco importante para que esto funcione en casa, y es que tu hijo necesita de tu acompañamiento, de tu presencia en calma. El niño necesita de tu disposición real y receptividad para sentirse acompañado en el aprendizaje de la regulación, puesto que tampoco le podrás pedir que se calme si tu estás alterado.

Así, la práctica de mindfulness también puede ayudarte a ti, como padre y como madre a no contagiarte del torbellino emocional de tu hijo sino a ayudarle a salir de él. Te ayudará a no reaccionar ante el estallido emocional de tu hijo y te facilitará la estabilidad y la calma suficiente para mantener una actitud proactiva y facilitadora junto a tu hijo.

Al fin y al cabo, seguro que quieres darle la mejor mochila de herramientas para que sea un adulto saludable. Y por eso, practicando mindfulness en familia puedes entrenar con él la capacidad de darse cuenta de cómo se siente en el momento, facilitarle las herramientas adecuadas para gestionarlo y así, que pueda responder de la manera más apropiada a su experiencia tanto externa como interna.

Con mindfulness desarrollará una atención cuidadosa y amable de su mundo interior, aceptándolo y nutriéndolo. Tus hijos experimentarán cómo, cada vez, las tormentas emocionales salen menos, son menos intensas y viven acompañados de sus mejores aliados: los estados de calma y serenidad.

 

Belén colomina es Psicóloga y Psicoterapeuta Gestalt especializada en infancia y adolescencia, acreditada por la AETG y FEAP, además es Directora del área “Aprender y Educar para ser feliz”, Elephant Plena, en donde realiza grupos de mindfulness con niños, adolescentes y familias. Además, es psicoterapeuta y docente en el Instituto de Terapia Gestalt de Valencia y en Elephant Plena, es también profesora colaboradora de la Universidad Internacional de Valencia e Instructora de Mindfulness en el Ámbito Educativo. 

Autora de los libros La adolescencia. 7 claves para prevenir los problemas de conducta, Ed. Amat y Mindfulness para Familias. Una maravillosa expedición con miles de estrellas, Ed. Desclée de Brouwer.

Etiquetas: agobios de padres, cómo educar hijos, niño, rabietas

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS