Ser Padres

10 películas terroríficas para ver en Halloween (sin los peques)

Ponte el pijama, haz un buen bol de palomitas, saca la manta para taparte hasta los ojos en las escenas más horripilantes… y disfruta de las películas de Halloween más terroríficas cuando los peques se hayan ido a la cama...

La noche de Halloween se ha convertido desde hace unos años en una de las fiestas preferidas por los niños. ¿Por qué les gusta tanto? Porque se pueden disfrazar, combina el miedo (en dosis adecuadas para los peques) y el misterio, se pueden hacer recetas horripilantes que encantan a los niños y les permite pasar un rato divertido. Sin embargo, para los amantes del cine de terror, Halloween no es solo una fiesta popular entre los niños, también puede ser la ocasión perfecta para disfrutar viendo películas de miedo. Hay muchas películas para Halloween perfectas para pasar un buen rato, eso sí, siempre es importante tener en cuentas que si vamos a elegir films para ver en familia, deben ser contenidos adaptados a la edad de cada niño...seguramente ningún padre o madre quiera que su hijo tenga pesadillas durante meses...
Se puede disfrutar de un día de Halloween perfecto en casa con actividades para toda la familia: podemos decorar la casa para la ocasión, hacer recetas de Halloween que, además, estén de miedo, organizar juegos para disfrutar todos juntos, contar historias...y claro está, no pueden faltar los disfraces: no es necesario gastarse mucho dinero, pueden ser disfraces caseros de Halloween de lo más originales e incluso podemos optar por disfraces de Halloween que podamos reutilizar después. Lo importante es pasar un rato divertido en familia.
Como decíamos, el broche final para la fiesta de Halloween puede ser una sesión de cine, con los niños siempre eligiendo contenidos adecuados pero...¿y si aprovechamos cuando los niños se hayan ido a la cama y los mayores disfrutamos de una buena película de terror? Para los amantes del cine de miedo, seguro que esta es la mejor idea.
Hay clásicos del cine que da igual el tiempo que tengan, siempre consiguen mantenernos en vilo y deleitar a los apasionados de los sustos. Títulos como Poltergeist o El exorcista nunca pasan de moda, por ejemplo, y son buenos aliados para una sesión de cine de terror. Podemos hacer un Halloween al gusto de todos, durante el día y y parte de la noche más pensado para toda la familia y, después cuando los peques se acuesten, podemos tener un ratito para disfrutar de un Halloween más apto para los adultos menos miedosos...
tracking