Ser Padres

Es hora de hablar con nuestros hijos sobre seguridad digital

Ahora que hemos comprobado que el entorno digital es más importante que nunca, los niños deben estar preparados para convivir con las tecnologías de forma segura y responsable. Vemos algunas claves sencillas para ayudarles a ello:

Autor: Antonio Vargas
Como sociedad estamos viviendo momentos especialmente duros por la incidencia de la COVID-19 y, como consecuencia, las medidas de confinamiento que debemos mantener para proteger nuestra salud y la de quienes nos rodean. Los niños, en esta situación, son uno de los grupos en los que los cambios se han producido de manera más acuciante: apartados de la rutina de las clases y de los ratos de juego con sus amigos al aire libre. Esto producido que la tecnología esté ocupando un lugar más importante que nunca en su  aprendizaje y momentos de ocio.
En apenas dos meses, mis cuatro hijas han asumido con naturalidad que sus clases se realizan a través de una pantalla, y hablan con sus abuelos y tíos con mucha más frecuencia gracias a las videollamadas; en cierto modo, están más unidos que cuando vivían cerca y se podían ver.
Nuestros niños tienen que estar preparados para enfrentarse a una etapa donde el entorno digital va a estar más presente que antes en su día a día. Así, se ha hecho todavía más urgente mantener una conversación honesta con nuestros hijos para ayudarles a hacer un uso respetuoso, crítico y responsable de la tecnología.
El mundo digital es más natural para ellos de lo que jamás será para nosotros, y es mucho lo que nos pueden enseñar sobre sus posibilidades. Aun así, padres y profesores tenemos que acompañarles para desenvolverse con seguridad en este entorno virtual. No solo para que aprendan a identificar posibles amenazas, también para enseñarles pautas sobre cómo deben actuar cuando detecten comportamientos o contenidos nocivos.
Sabemos que tener una conversación con nuestros hijos sobre seguridad y respeto en el entorno virtual puede resultar difícil, así que nos gustaría contribuir a facilitar esa charla y hacer de Internet un lugar más seguro y educativo para los niños con cinco claves sencillas:
  • Comparte con cuidado: hay informaciones más sensibles que otras, especialmente en lo que concierne a los datos personales. Tenemos que hablar con nuestros pequeños para que sean conscientes de lo que comparten y con quién lo hacen, así como cuáles pueden ser las consecuencias de que otras personas reciban esa información.
  • No caigas en trampas: los ciberdelincuentes emplean diferentes técnicas para hacernos caer en engaños, y en ocasiones para los adultos pueden resultar difíciles de detectar. Los niños deben aprender a diferenciar entre lo que es real y lo que es falso en Internet, e identificar las pistas que apuntan a contenidos engañosos. Es importante ayudarles a reconocer amenazas como la suplantación de identidad o phishing, y especialmente aprender “cómo chivarse” cuando lo encuentren..
  • Protege tus secretos: a medida que crecen, los niños son cada vez más conscientes de su intimidad, y por eso debemos animarles a protegerla. Una clave para su madurez es la de asumir la responsabilidad de proteger sus cosas con gestos tan sencillos como crear una contraseña segura para salvaguardarlas.
  • Sé amable: la web y las redes sociales pueden convertirse en espacios donde el odio se reproduce y magnifica, pero también la amabilidad. Es preciso que desde muy pequeños aprendan a no tolerar la intimidación y los mensajes dañinos, así como a alzar la voz cuando detecten estas situaciones.
  • Si tienes dudas, pregunta: tal vez es el principio más importante de todos. Cuando navegamos por Internet pueden surgirnos un millón de preguntas relacionadas con la seguridad, la autenticidad de la información que estamos viendo o con quién debemos hablar cuando detectemos mensajes de odio. Los padres debemos convertirnos en un punto de apoyo para ayudarles a resolver este tipo de situaciones. 
Desde Google creemos que el juego es un modo fantástico para aprender y asumir estas claves de una manera espontánea e intuitiva. Este es el motor detrás de nuestro proyecto “Sé genial en Internet”, un sitio web para niños y familias con el que podremos animarles a explorar y jugar en los reinos de “Interland” y convertirse en buenos ciudadanos digitales a partir de estos cinco principios. Trabajamos en conjunto con la Policía Nacional, el Instituto de Ciberseguridad Nacional y FAD para ofrecer recursos y materiales a padres y profesores sobre seguridad digital.
Este escenario en que la pandemia ha transformado tantos aspectos de nuestras vidas, haciéndolas más digitales, la tecnología nos está proporcionando oportunidades que hace solo unos meses no éramos capaces de imaginar. Nuestros hijos están descubriendo nuevas formas de interactuar con profesores, amigos y familiares, y accediendo a contenidos novedosos que les permite divertirse, aprender y seguir conectados con su entorno. El día de mañana que imaginamos después del COVID-19 será más tecnológico para toda la sociedad. Ayudemos a nuestros pequeños a desenvolverse en ese futuro de forma más segura y positiva.
Artículo elaborado por Antonio Vargas, director de políticas públicas, Google España
tracking