Ser Padres

Trenes clásicos para hacer un plan diferente con los peques

Los viajes en trenes antiguos alrededor de Madrid son una de las actividades culturales que estamos deseando que regresen en el 2021 para disfrutar de este tipo de planes en familia.

Autor: Rubén García
Desgraciadamente, la pandemia de la COVID-19 ha hecho que este 2020 sea un año en el que el ocio ha sido restringido hasta límites que nunca hubiéramos imaginado.
Cada día que pasa es uno menos para recuperar algunas de las actividades culturales que más echamos de menos para hacer con niños, y también para probar por primera vez alguna experiencia original que ya tenían mucho éxito antes de tener que suspender sus servicios por motivos sanitarios.
Es el caso de los trenes clásicos, que salen desde Madrid a distintos puntos de la geografía de la meseta, todos ellos cercanos a la capital, una actividad temática ideal para hacer en familia porque la disfrutan por igual mayores y pequeños. Estamos deseando que llegue 2021 para que reactiven su actividad y podáis subiros a bordo de alguno de estas cinco rutas:

Tren Medieval a Sigüenza

Es uno de los más largos porque viaja hasta la provincia de Guadalajara; en concreto hasta el pueblo medieval de Sigüenza. Es genial para disfrutar en familia porque la visita incluye degustación de productos típicos durante el viaje y animación a bordo del tren. La salida es desde la estación de Chamartín. Más info aquí.

Tren de Arganda

El favorito de los peques que lo han probado porque su duración es más ajustada, el recorrido es muy atractivo y el tren es toda una reliquia. Recorre apenas 4 kilómetros por el único tramo preservado del antiguo Ferrocarril del Tajuña, y algunos de sus vagones es centenario. El Tren de Arganda está gestionado por la asociación sin ánimo de lucro “Centro de Iniciativas Ferroviarias Vapor Madrid”, y sus coches de madera viajan atravesando parte del Parque Regional del Sureste, un paraje natural donde se pueden hacer otras actividades en familia. Más info aquí.

Tren de Felipe II

Viajar a bordo de un tren clásico desde la estación de Príncipe Pío hasta la preciosa localidad del Real Sitio de San Lorenzo del Escorial es posible gracias al Tren de Felipe II, la excursión perfecta en familias con niños mayores que sientan puedan disfrutar también de la visita al Real Monasterio de El Escorial, visita obligada de los viajeros de este tren tan especial. Más info aquí.

Tren de la Fresa

Este tren histórico es el más famoso de los trenes clásicos que parten desde Madrid. Funciona desde 1984, es el veterano, y discurre entre la capital y la ciudad de Aranjuez, famosa por sus exquisitas fresas y por su belleza, que le dio el título de Patrimonio de la Humanidad. El tren recrea el primer trayecto ferroviario de la Comunidad de Madrid, inaugurado en 1851 por Isabel II. Parte del Museo del Ferrocarril, un lugar que a los niños les encanta porque pueden subirse a bordo de todo tipo de trenes clásicos. En el año 1851 Isabel II inauguró el primer trayecto ferroviario en Madrid, el segundo de la Península, para unir el Palacio Real de Aranjuez con la capital. Más info aquí.
Tren de Cervantes. En esta selección de trenes clásicos no podía faltar el que visita la bella ciudad de Alcalá de Henares, Patrimonio de la Humanidad. Desde Atocha, el tren viaja por el corredor del Henares hasta la ciudad de Miguel de Cervantes, el escritor más famoso de la lengua castellana, que nació en 1547 en la ciudad alcalaína. El viaje es muy divertido porque se ameniza con la representación de algunos pasajes famosos de los libros de Cervantes, en especial de El Quijote. Más info aquí.
tracking