Ser Padres

Los mejores acuarios para visitar con niños

Es una de las actividades seguras y divertidas para los más pequeños que se pueden seguir haciendo en muchos lugares de España gracias a la cantidad de instalaciones de este tipo que tenemos a nuestro alcance.

Autor: Rubén García
Una de las actividades más divertidas para los niños que se pueden seguir haciendo en los tiempos que corren siempre y cuando no implique tener que incumplir las restricciones de movilidad vigentes es visitar un acuario.
Los niños y los espacios dedicados a los animales se llevan de maravilla. Hasta tal punto es así que difícilmente olvidan sus padres aquella primera visita a uno de estos lugares fascinantes para ellos. Pasa con los zoológicos desde hace décadas y también con los acuarios, espacios temáticos que han proliferado en nuestro país en el último cuarto de siglo aproximadamente, sobre todo desde que el Zoo de Madrid abrió las puertas del primer acuario tropical de España.
Ya no es extraño que una familia elija como plan de la semana ir de visita a un acuario, y no es para menos teniendo en cuenta las sobresalientes instalaciones de este tipo de las que disponemos en distintos lugares de nuestra geografía.
Y lo mejor de todo es que, si os gustan los animales marinos en casa, no es necesario habitar en una ciudad de costa o cercana al mar para poder disfrutar de acuarios espectaculares. Lugares interiores como Sevilla, Zaragoza o la mencionada capital disponen de instalaciones que recrean el ecosistema marino con todo lujo de detalles.
Es más, hay tantas opciones disponibles que cuesta hacer una selección amplia de acuarios para visitar con niños en España. Nosotros hemos elaborado una lista con diez distintos, repartidos por distintas regiones del país, y se quedan fuera muchos que también merecen estar dentro de esta lista.
Lo importante es que todos ellos promueven el respeto por el medioambiente entre sus pequeños (y mayores) visitantes, que fomentan la divulgación científica, y que velan por la calidad de vida y por la salud de los animales que tienen bajo su responsabilidad en sus respectivas instalaciones.
A partir de ahí, los hay más modernos o con más solera, más grandes o más modestos, dedicados en exclusiva al agua salada o también al agua dulce y con más o menos variedad de especies. Pero todos merecen y mucho la pena, así que te animamos a que lo hagas en familia en aquel que te quede más cerca de casa. Y muy pronto, cuando se pueda, apunta el resto para tus próximas vacaciones en la zona porque son visita obligada con niños.

Aquarium Palacio del Mar de San Sebastián

Es inconfundible para todo aquel que haya paseado por la preciosa playa de la Concha de Donosti porque su edificio destaca en una de sus “esquinas”. Además de acuario, ofrece una magnífica exposición sobre la historia marítima y marina de Guipúzcoa y San Sebastián. Cuenta con más de 31 acuarios dedicados al mar Cantábrico y al océano Atlántico, y también con acuarios tropicales.

Aquarium del Zoo de Madrid

El primer acuario tropical que abrió sus puertas en España allá por 1995 sigue siendo uno de los mejores lugares para que los niños disfruten del universo marino. No es seguramente el más grande ni el más moderno, pero sí el más icónico de todo el país.

Acuario de Zaragoza

Espectacular instalación con varios cuerpos distribuidos de forma muy didáctica, en torno a los glaciares, que son el origen de todo río. 3.400 metros cuadros de acuario de agua dulce, el más grande de Europa de estas características.

Oceanogràfic

Imposible dejar fuera de la lista el acuario más famoso de España, situado en el en el complejo arquitectónico vanguardista de la Ciudad de les Arts i les Ciències de Valencia. En él se representan los ecosistemas marinos más importantes del planeta, y sus visitantes pueden disfrutar de especies que no se pueden ver en otros acuarios de este nivel.

Acuario de Gijón

12 ecosistemas acuáticos están representados en este interesantísimo acuario que da cabida también al agua dulce; en concreto, al río Cantábrico, nutrias incluidas. Este se abre después al Mar Cantábrico y al Océano Atlántico, con sus correspondientes especies más características.

Atlantis Aquarium Madrid

Aunque lleva tiempo abierto, todavía hay gente que no sabe que un centro comercial de la periferia madrileña, el Xanadú, en Arroyomolinos, guarda un tesoro en forma de acuario. Una instalación de más de 2.300.000 litros de agua y 10.000 animales marinos de todo el planeta.

Poema del Mar

Así se llama el impresionante acuario de las Palmas de Gran Canaria, un espacio vanguardista que recrea los diferentes ecosistemas donde habitan más de 350 especies animales. Está ubicado en el Muelle de Sanapú en las Palmas de Gran Canaria desde que abrió sus puertas allá por el año 2018 y cuenta con un acuario curvo inmenso, único en el mundo.

Acuario de Lanzarote

No muy lejos de Gran Canaria, en Lanzarote, está ubicado el acuario más grande de las Islas Canarias, que cuenta con 33 tanques y cientos de especies marinas. Además, los más pequeños podrán disfrutar de una experiencia inmersiva gracias a las pantallas táctiles que ofrecen información detallada sobre el mundo marino que imitan sus instalaciones.

Aquarium de Barcelona

En la ciudad condal está situado el Oceanario, una instalación única en Europa que forma parte de  L’Aquàrium de Barcelona. Se trata, sin duda alguna, del mejor lugar para que los niños del entorno conozcan en primera persona el fascinante mundo marino que nos rodea.

Acuario de O Grove

Referente en la zona, el acuario de O Grove es un espacio de divulgación y aprendizaje para pequeños y mayores sobre la vida marina. Es el primer acuario de Galicia, y guarda ese sabor especial que el paso del tiempo le da a instalaciones emblemáticas como esta, que cuenta con 24 acuarios y más de 100 especies diferentes.
tracking