Ser Padres

Cómo evitar accidentes domésticos con los niños en Navidad: los consejos de la Asociación Española de Pediatría

Los accidentes domésticos son la principal causa de mortalidad infantil en países desarrollados, un hecho que no se debe pasar por alto. Los pediatras dan una serie de consejos para evitar los accidentes domésticos con niños más frecuentes en Navidad.

Esta Navidad hay que tener mucha precaución frente a la COVID-19 y seguir las recomendaciones de los expertos para tratar de reducir contagios, pero también deben tenerse en mente los accidentes domésticos más frecuentes entre los niños en estas fechas y seguir las recomendaciones de los expertos para tratar de evitarlos.
Desde la Asociación Española de Pediatría (AEP) hacen un llamamiento para extremar las precauciones y estar atentos a las siguientes situaciones:
- Cuidado con las ventanas abiertas: este año es especialmente importante abrir ventanas y ventilar los hogares para reducir el riesgo de contagio por la COVID-19: “Este año especialmente, hay que tener cuidado con las ventanas abiertas, ya que airear las casas es fundamental y necesario para reducir las posibilidades de contagio de la COVID-19”, explica el coordinador del Comité de Promoción de la Salud (CPS-AEP), el doctor Gerardo Rodríguez. De hecho, se recomienda mantener las ventanas abiertas durante las comidas o cenas de Navidad, pero hay que tener cuidado con los niños. Es necesario estar pendientes y no poner a su alcance objetos que puedan utilizar para subirse y asomarse a la ventana con el riesgo de caer al vacío.
- Escaleras: hay que tratar de evitar que los niños puedan caer por una escalera, por lo que dificultar su acceso a las mismas es esencial.
- Objetos eléctricos: los enchufes y los objetos eléctricos son un riesgo para los niños. Lo ideal es evitar que estén a su alcance.
- Cuidado en la cocina: la cocina no es un entorno seguro para un niño y menos sin supervisión. “Mientras se está cocinando los niños no deben de estar cerca del fuego, del horno ni de recipientes calientes”, aconseja el doctor Rodríguez.
- Decoración navideña: los adornos y las luces atraen fácilmente la atención de los niños, por eso es necesario extremar las precauciones: “Para evitar posibles accidentes, es conveniente identificar algunos peligros -bolas pequeñas, chimeneas, enchufes- y evitar que se acerquen a ellos”, asegura este experto. Crear un espacio para ellos, con decoración adecuada a su edad que no suponga un peligro, como figuras de plástico de tamaño medio para el Belén o adornos de tela puede ser una buena opción: “De esta forma, saciarán su curiosidad y podrán jugar sin miedo a hacerse daño”, añade el coordinador del CPS-AEP.

Fomentar el ejercicio físico de los niños y pasar tiempo con ellos

Además de las recomendaciones anteriores, desde la AEP también consideran importante recordar que para la salud de los niños es fundamental el ejercicio físico y evitar el sedentarismo, por lo que animan a buscar actividades seguras al aire libre: “Aprovechar el tiempo libre para organizar actividades que impliquen la realización de una actividad física con los pequeños de la casa: dar un paseo por el campo o una excursión en bici son algunas actividades aeróbicas muy recomendables para practicar en familia”, opina el doctor Rodríguez.
Sin embargo, las vacaciones de Navidad también son perfectas para pasar tiempo con los niños y adolescentes, hablar con ellos, escucharlos y tratar de estrechar lazos: “Es fundamental dedicar estos días a pasar tiempo con los más pequeños y los adolescentes de la casa. Hablar con ellos, sin las prisas del día a día, permitirá conocerlos mejor y, por tanto, ayudarles en su correcto crecimiento, tanto físico como psicológico”, concluye la doctora María García-Onieva, secretaria de la AEP.

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

tracking