Ser Padres

Ir de acampada con niños: todo lo que hay que tener en cuenta

Si hay un plan en el que la improvisación no tiene cabida, ese es el de una excursión a la naturaleza, pero saldrá todo de a pedir de boca si se planifica.

Autor: Rubén García
Con la llegada del buen tiempo, se multiplica el deseo de disfrutar de un plan en familia en plena naturaleza. Puede ser un picnic en un parque, por qué no, pero si queréis ir un pasito más allá, la acampada es un plan genial que los niños disfrutan a lo grande.
Eso sí, este no es un plan en el que tenga cabida la improvisación. En realidad, no lo es con casi nada que se vaya a hacer con niños, porque el riesgo de que todo se complique y acabe en tortura es altamente probable. Además, con niños, sobre todo pequeños, hay variables que no se pueden dejar al “lo hacemos y ya vemos”, por ejemplo la comida.
Pero en el caso de una acampada la comida es casi el menor de los problemas porque se hace una lista de previsión, se compra y se llevan cosas hechas, y no hay mayor problema. Sin embargo, hay factores que se antojan fundamentales: elegir bien el sitio, mirar el tiempo que va a hacer o no dejarse en casa ningún producto de higiene son tres de ellos.
Para no dejarnos nada en el tintero, lo mejor es hacer una lista con todo lo que hay que tener en cuenta para ir de acampada:

Elegir el lugar

Si es un camping, lo ideal es que las parcelas sean amplias y que disponga de servicios que facilitan la vida con niños y mejoran la experiencia -agua caliente, electricidad, baños y duchas cerca de la tienda, o piscina si es verano, por ejemplo-.

Mirar el tiempo

La naturaleza sin buen tiempo no es el mejor lugar para un plan con peques, así que aseguraros de que la previsión es buena, sobre todo en acampadas de un día, donde esta variable se controla mejor.

Equipaje

No puede faltar un calzado que facilite a los niños el contacto con la naturaleza y que proteja sus pies, ya sea en invierno con zapatilla o bota que lo cubra o una sandalia que ajuste bien en verano y disponga de suelas resistentes. Tampoco ropa suficiente de cambio en función de los días de la acampada y algo de abrigo, incluso en temporada cálida -por lo menos una chaqueta, chubasquero si es zona de lluvias o una sudadera-. Tampoco puede faltar una gorra o gorro para cada peque.

Material para dormir

Una tienda de campaña que esté revisada antes de salir para evitar sorpresas al llegar, colchones inflables (también revisados), aislantes, sábanas y almohadas (opcional).

Para comer

Sillas plegables y una mesita es un básico indispensable. También algo que garantice la sombra en caso de que en el camping dé mucho el sol en la parcela que elijáis. También hará falta material para cocinar, como cacerolas y cazos; y para comer, tanto cubiertos como vasos y platos, y no está de más que llevéis una navaja multiusos porque es un gran recurso. Asegúrate de que esté siempre fuera del alcance de los niños. Por último, no os olvidéis del camping gas, sobre todo si la acampada es en un lugar donde necesitéis ser completamente autónomos para disponer de comida caliente.

Productos de higiene y cosmética

Cremas solares, pasta de dientes, peines, cepillos dentales, desodorante si hay adolescentes en la familia, etcétera.

Medicinas

Preparar un pequeño botiquín de primeros auxilios que incluya tanto medicinas como material útil como vendas y tiritas es una decisión muy interesante antes de salir de acampada.

Extras

Es interesante llevar una nevera para los alimentos y también un alargador y ladrones por si hacen falta más de un enchufe. Es indispensable una linterna -podéis llevar frontales si vais a hacer excursiones-, y es muy útil tener a mano un mechero o unas cerillas por si acaso (que no puedan cogerlo los peques). Y también es fundamental llevar cuerda y pinzas para tender, y jabón para lavar la ropa si vais varios días.
A partir de aquí, siempre podéis añadir más cosas dependiendo de los días y del espacio del que dispongáis. Herramientas básicas, cámara de fotos si os gusta, bañador y chanclas si tenéis previsto bañaros en algún espacio apto para ello, etcétera. ¡Y no os olvidéis de llevar documentación de toda la familia y dinero en efectivo por si acaso!
tracking