Ser Padres

Qué es la cosmética Zero Waste y por qué deberías recurrir a ella

Es mucho más sencillo de lo que crees tratar de generar menos residuos en tu día a día. Incluso en el mundo de la higiene y la beleza porque poco a poco, con pequeños cambios que vayáis introduciendo en vuestra rutina, estaréis contribuyendo a crear un mundo mejor.

Es muy probable que en casa estéis muy concienciados con el reciclaje pero aún hay mucho más que podemos hacer por cuidar el planeta desde nuestro hogar. Por ejemplo, no hay más que ver el cubo amarillo al final del día para ser conscientes de la cantidad de residuos que se generan en un solo día. El brick de la leche, los recipientes de los yogures, el plástico en el que has pesado las verduras en el supermercado, el precinto que le has quitado a las legumbres... Y no solo lo que se refiere a la comida. También está el bote de detergente que has terminado al poner la lavadora, el recipiente vacío del limpiaplatos o el tapón del friegasuelos.
Afortunadamente, el auge de la compra a granel y la utilización de bolsas de tela, por ejemplo, han colaborado para tratar de frenarlo. Pero siempre se puede hacer mucho más. Sobre todo en otros aspectos como el de la higiene personal en los que puede que nunca hubieras reparado en este sentido. La gran mayoría de los productos que utilizamos a diario para asearnos están envasados -generalmente de plásticos no reciclables- y muchos además son de un solo uso. Discos desmaquillantes, compresas, botes... ¿Podemos hacer algo al respecto? Por supuesto.

Reutilizar es la clave

El objetivo es muy sencillo: dejar atrás el concepto de usar y tirar que tenemos tan arraigado para apostar en su lugar por el de reutilizar. De este modo se generará mucha menos basura y por tanto se logrará que el impacto ambiental sea menor. Parece fácil y, de verdad, lo es. Requiere únicamente de un cambio de mentalidad porque muchas firmas del sector ya se han puesto las pilas en este sentido. Las marcas de cuidado de cabello de P&G -Pantene, h&s, Herbal Essences y Aussie-, por ejemplo, han lanzado una botella reutilizable de aluminio 100% que se puede rellenar de champú hasta 20 veces -lo que al cálculo de la compañía da como para cuatro años-.
Otras como la casa francesa Lamazuna llevan años siendo pioneras en el campo. Entre sus productos más vendidos están los que son ideales para empezar a concienciarse: las toallitas desmaquillantes reutilizables, los bastoncillos, los desodorantes y la copa menstrual.
En nuestro país también hay ejemplos de firmas cosméticas libres de plásticos. Una de ellas es Banbu, la cual nació en 2019 ante la preocupación por el uso generalizado e indiscriminado de productos químicos tóxicos y de la excesiva explotación de recursos. Para ello buscan alternativas naturales, ecológicas y sostenibles con líneas de afeitado, cabello, rostro, cuerpo, y dental.
Una manera de unirse a la filosofía Zero Waste o upcycling es con discos desmaquillantes de algodón lavables, cepillos de dientes o para el pelo fabricados en bambú, maquinillas de afeitar de acero inoxidable o cosméticos sólidos. Se trata simplemente de tener más consideración por aquello que vamos a comprar que sepamos va a poder reutilizarse ofreciendo el mismo rendimiento y, posteriormente, será reciclado para tener una nueva vida. Una forma de consumo circular con el que estaremos aportando nuestro granito de arena a dejar un mundo mejor.

Periodista y mamá de dos niñas con las que aprendo cada día. ¿Conoces esa frase que dice “nada te prepara para ser madre pero ser madre te prepara para lo que sea”? Real como la vida misma.

tracking