Ser Padres

Las claves para elegir el mejor escritorio para tu hijo

El escritorio es el espacio de trabajo de los niños. Debe ser un mueble atractivo para que quieran pasar ese tiempo allí. Elegir el mejor escritorio no es fácil así que os dejamos unas pistas.

Los niños pasan gran parte de las tardes frente a su escritorio haciendo deberes, coloreando, escribiendo o incluso leyendo sus libros favoritos. Esta mesa en la que podrán colocar su ordenador, les permitirá tener a mano todas sus herramientas escolares como lápices, rotuladores, bolígrafos, reglas o la calculadora. A todo esto, hay que tener en cuenta que los escritorios hay de todo tipo y hay que elegir el más adecuado para cada niño teniendo en cuenta el espacio que dispone la habitación. Los escritorios están hechos de muchos materiales y formas, la elección de estos dependerá de los padres.
Mantener un buen espacio de trabajo ayudará a que el niño pueda concentrarse mejor y que sea más determinante a la hora de comenzar el curso escolar. Tener un buen escritorio y zona de estudio puede determinar la concentración del niño, el diseño les afecta y condiciona. El orden, la posición, la iluminación y los colores influyen en nuestra mente y estado de ánimo, nos hace sentir más cansados, felices o cómodos. Hay que dejarle tiempo al niño para que pueda habituarse y sentirse cómodo, aquí os dejamos algunas claves para elegir el mejor escritorio:

Buena iluminación

Las habitaciones con grandes ventanales y entradas de luz son mucho más atractivas para el estudio y la concentración, en cambio, la habitación que apenas tienen iluminación o ventanas que den al exterior son lugares en los que se puede perder concentración y el niño puede desarrollar problemas de vista ya que tiene que forzar los ojos para ver mejor.  Por otra parte, ten en cuenta que tienes que colocar un punto de luz extra, porque durante el invierno se hace de noche muy pronto y el niño puede perder visión por la falta de luz. Es esencial colocar el escritorio infantil en el lugar adecuado. Para evitar que al niño le dé una luz demasiado fuerte en la cara, es preferible colocar el escritorio de forma perpendicular a una ventana.

Tamaño del escritorio

Un escritorio infantil es un espacio dedicado tanto al trabajo, como a la creatividad y al juego. Supone una inversión pasajera antes de montar una habitación de adolescente. El mejor escritorio suele ser un simple tablero con cuatro patas, con columna con cajones en un lado, compartimentos en el escritorio y una lámpara para iluminar por la noche. Tener una lámpara de sobremesa en el escritorio ayuda a ver bien y a concentrarse.  Para los más pequeños el escritorio tiene una función puramente recreativa. Una vez que empieza la primaria, el escritorio adquiere una segunda función, que puede ser la de hacer los deberes. Cuando el niño ya se ha acostumbrado al ritmo del colegio, el escritorio puede ayudarle a que se ponga a estudiar.

Comodidad

La comodidad es esencial, ya que el niño pasará la mayor parte del tiempo en ese lugar una vez llega a casa, deberá mantenerse sentando el tiempo suficiente para terminar con las tareas. Por ello, tanto la altura de la mesa debe ser la adecuada como la silla cómoda para ahorrarle dolores de espalda.

Detrás de cada niño que cree en sí mismo, hay un progenitor que creyó en él primero. Así que… ¿por qué no construimos a través de la educación y el amor a niños fuertes para no tener que reparar adultos rotos?

tracking