Ser Padres

Esta es la historia del Ratoncito Pérez

¿Sabes por qué el Ayuntamiento de Madrid le homenajeó con una placa conmemorativa en el número 8 de la céntrica calle Arenal? ¡Sigue leyendo!

Hay tradiciones relacionadas con la infancia cuyo origen tenemos clarísimo. La de los Reyes Magos es el mejor ejemplo sin duda. El mismo nivel de arraigo tiene en nuestro país, o incluso más porque no tiene competencia estilo Papá Noel, la del Ratoncito Pérez. Sin embargo, son minoría las personas que podrían responder antes de leer este artículo una pregunta acerca del origen histórico de este personaje que se lleva los dientes de los niños y niñas a cambio de una moneda (últimamente se sustituye la moneda por un detalle, un regalo modesto) cuando estos duermen.
Los peques tardan más en descubrir que existe una leyenda popular como la del Ratón Pérez que la historia de los Reyes Maos o Papa Noel, por seguir con el ejemplo. Generalmente, a medida que se acercan a la edad habitual en la que se cae el primer diente, a finales del quinto año de vida aproximadamente, les vamos contando con cuentagotas de su existencia. A veces, incluso, alimentamos su imaginación con una de esas puertas del Ratoncito Pérez que se pusieron de moda para decorar las habitaciones infantiles. Con o sin ellas, los peques poco a poco interiorizan la historia y acaban entrando en el juego como niños que son. ¿Quién le puede decir “no” a una ilusión más a esa edad?
Si cuando el misterio pueda ser confesado queréis dar detalles a vuestros hijos e hijas sobre el verdadero origen del Ratoncito Perez, seguid leyendo porque no tiene desperdicio su historia.

Un personaje literario

En este caso, no se trata de una tradición vinculada a la religión, sino que el famoso roedor es un personaje literario. En concreto, es el protagonista del cuento que escribió el jesuita Luis Coloma por petición de la reina regente Maria Cristina en 1894 para Alfonso XIII cuando el monarca tenía 8 años de edad.
Está fechado en dicho año el manuscrito del padre Coloma a Alfonso XIII que se conserva en la Biblioteca del Palacio Real, aunque el libro vio la luz por primera vez en el año 1902. Este cuento protagonizado por Ratón Pérez está compuesto por ocho relatos bajo el título de Nuevas Lecturas. En 1911 se publicó la primera edición ilustrada del cuento del Ratoncito Perez. Ha pasado más de un siglo de ello pero la Asociación Española de Amigos del Libro Infantil y Juvenil lo edita de nuevo desde hace más de dos décadas. Lo podéis consultar aquí.
El Ratón Pérez, en el cuento, reside en el número 8 de la calle Arenal de Madrid. En ese punto, hace ya unos años, el Ayuntamiento de Madrid instaló una placa conmemorativa justo en el edificio que coincide con esta dirección postal. Este es el primer personaje ficticio homenajeado por el consistorio madrileño en su historia con una placa de este tipo, que suele reservarse para personajes públicos destacados de distintos ámbitos.
Además, en la primera planta del mismo está ubicado un museo temático sobre el Ratoncito Perez, la Casa Museo del Ratón Pérez, una visita muy original con peques si estáis en Madrid.

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

tracking