Ser Padres

Viruela del mono en niños: ¿qué debes saber? Toda la información

¿En qué consiste la viruela del mono? ¿Puede afectar a los niños? Si es así, ¿cómo les afecta? ¿Deben preocuparse los padres?

El pasado 11 de agosto, el grupo de trabajo de enfermedades infecciosas de la Asociación Española de Pediatría, publicó una nota informativa sobre la afección de la población pediátrica de la llamada viruela del mono.

¿Qué es la viruela del mono?

Foto: Istock

Viruela del mono en niñosFoto: Istock

Se trata de una infección zoonótica vírica, lo que significa que su causa es vírica y puede propagarse de animales a seres humanos. También puede propagarse de persona a persona.
En mayo de 2022, se notificaron, en el Reino Unido, los primeros casos de viruela de los monos. Estos casos no estaban vinculados con contactos con otros enfermos en zonas donde esta enfermedad es endémica y tampoco tenían relación con otros casos previamente notificados.
Desde entonces, se han ido comunicando nuevos casos en diferentes países, principalmente de Europa y América. Debido a esto, el 23 de julio de 2022, la OMS declaró que el brote de viruela del mono constituye una emergencia de salud pública internacional.

¿Cómo se propaga la enfermedad de animales a humanos?

Las personas pueden contagiarse cuando entran en contacto físico con un animal infectado, no solo con un mono, sino con cualquier primate no humano, un roedor, un antílope, una gacela o una ardilla.
Este contacto puede producirse a través de mordeduras o arañazos, o durante la caza, cocinado y manipulación de animales muertos.  El virus también se puede contraer al comer animales infectados.

¿Cómo se propaga la enfermedad entre humanos?

La enfermedad se propaga de persona a persona mediante contacto directo con alguien que tiene afectada la piel o mucosas y también por contacto sexual. Una persona puede infectarse al tocar artículos como prendas de vestir, ropa de cama, toallas, objetos y superficies, que una persona infectada haya usado.
También es posible infectarse al respirar escamas de piel o virus de la ropa, la ropa de cama o las toallas. El virus también puede transmitirse de la madre al feto o después del nacimiento por contacto piel con piel.

¿Cuál es la situación en la población pediátrica?

Los casos en población pediátrica en el brote actual son de momento escasos (menos del 0.2% del total de casos notificados en Europa) y los cuadros clínicos han sido leves y autolimitados.

¿Cuáles son los síntomas?

Foto: Istock

Síntomas de la viruela del mono en el niñoFoto: Istock

El síntoma guía es el rash y las lesiones cutáneas. Existen diferentes fases en las que las lesiones pasan de máculas eritematosas (manchas rojas sin relieve) a pápulas (con relieve) y finalmente se llenan de líquido (vesículas) y posteriormente de pus (pústulas) Estas lesiones se rompen dejando una costra, que acaba cayéndose a los 7-14 días desde el inicio del rash.
Lo que ocurre en los niños es que existen muchas enfermedades víricas que pueden producir manchas en la piel o lesiones cutáneas. Es el caso de la varicela, el impétigo, los moluscos contagiosos, las infecciones por enterovirus o la enfermedad “boca-mano-pie. En el caso de la viruela del mono, la evolución de la lesión desde mácula a costra se da en 3-5 días, más rápida que en otras entidades. Las lesiones pueden afectar a palmas de manos y plantas de pies y también a mucosas, y puede aparecer brotes sucesivos, detectándose lesiones en distintos estadios evolutivo.
Previamente a la aparición de lesiones en la piel pueden aparecer fiebre, astenia, cefalea y mialgias (dolor-pinchazos musculares). Es frecuente también la presencia de adenopatías o ganglios inflamados.
El periodo de incubación oscila habitualmente entre 5 y 13 días, aunque puede ser más largo. Se debe considerar caso sospechoso a aquel paciente con lesiones cutáneas compatibles que asocie además fiebre, dolor de cabeza, dolores en articulaciones y músculos e inflamación de ganglios y en el que se haya descartado (o se considere muy poco probable) otra patología.

¿Cuándo puede producirse el contagio?

Aunque los datos son todavía escasos, se considera que un paciente es contagioso desde el inicio de los síntomas hasta la desaparición de todas las lesiones cutáneas, es decir, hasta que aparece piel nueva bajo las costras.

¿Cuál es el tratamiento?

En la gran mayoría de los casos, la enfermedad se resolverá sola en el plazo de 2-4 semanas y lo habitual es que el paciente no necesite ingreso hospitalario. Si es necesario, se pueden usar medicamentos para el dolor (analgésicos) y la fiebre (antipiréticos) para aliviar algunos síntomas. Las personas con viruela símica deben evitar rascarse la piel, deben lavarse las manos antes y después de tocar las lesiones, y mantenerlas limpias usando agua esterilizada o antisépticos.

BIO: Licenciatura en Medicina por la Universidad de Córdoba, Especialidad en Pediatra en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Máster en Urgencias Pediátricas por la Universidad de Sevilla. Experiencia de 12 años en la consulta de Pediatría. Creadora de contenidos en YouTube e Instagram.

tracking