Ser Padres

¿Por qué es recomendable facilitar juguetes en blanco y negro a tus hijos recién nacidos?

Quizá te sorprenda descubrir que los especialistas recomiendan evitar los colores llamativos en los juguetes destinados a los bebés antes de los tres meses.

Los juguetes para bebés, cuanto más colores vivos tengan en su composición, mejor, ¿verdad? Pues quizá estemos suponiendo demasiado una vez más porque en los primeros meses de vida, los juguetes ideales son aquellos que están diseñados en blanco y negro.
Que los recién nacidos no tienen definida la visión al nacer es algo más o menos conocido por la opinión pública. Sin embargo, al pensar como adultos, creemos que por el hecho de que algo tenga un color más llamativo lo verán mejor. Es lo que nos ocurre a nosotros los adultos. Pero lo cierto es que esto no es así en los más pequeños.
"Durante los tres primeros meses de vida, un bebé puede enfocar objetos a una distancia de 20 a 30 cm. Esta viene a ser la distancia entre tu cara y el bebé al cuidarlo y alimentarlo", explican desde Tiny Love, compañía especializada en productos para bebes. La oftalmóloga pediátrica, Carolina Rabanaque explica para Color Baby que es a partir del tercer mes de vida “cuando los niños ya tienen una visión más clara del color y una mejor sensibilidad al contraste”, señala.
Por ello, y dado que hasta los 6 meses de vida no es el color ni tampoco son las formas los detalles de un juguete que más le llama la atención. Son “los contrastes, ya que no han desarrollado las habilidades de enfoque y parece que su vida se desarrolla en blanco y negro”, añade la especialista.
Esta es la razón que lleva a distintos fabricantes de juguetes a apostar por los colores que contrastan para diseñar juguetes para bebés. Estos colores, con el blanco y el negro como los mejores ejemplos, estimulan el desarrollo visual. “Fijarse en estos colores sirve para que el bebé entrene la vista, haciendo que los músculos oculares y el cerebro aprendan a coordinarse y a funcionar correctamente”, indican desde Tiny Love. Carolina Rabanaque reafirma este argumento: “Los juguetes en blanco y negro ayudan a desarrollar la sensibilidad del contraste y a fijar la vista”, apunta. “Además, estos colores fomentan el desarrollo cognitivo de los bebés más pequeños sin estimularlos en exceso”, concluyen desde Tiny Love.

Cuando incorporar color en los juguetes

Los juguetes para bebés recién nacidos es recomendable que estén diseñados en blanco y negro por las razones que hemos descrito. Además, es aconsejable mostrárselos a una distancia de 20 cm por esa falta de habilidad que tienen en lo que se refiere al enfoque. Desde Color Baby recomiendan “hacerlo con un móvil colgado en su cuna montado con objetos o tarjetas en estos colores, y, poco a poco, ir distanciándolos para estimular la visión”. También se pueden utilizar tejidos suaves o sonajeros, entre otros, pero siempre con el blanco y el negro como tonos elegidos.
Una vez el recién nacido supera los tres meses de vida y sobre todo desde el sexto mes en adelante, es el momento en el cual son capaces de focalizar cada vez mejor, ya que su desarrollo visual va avanzando rápidamente desde el nacimiento. Por ello, es ora de introducir la variable del color en los juguetes que les facilitéis para experimentar y jugar, ya que estos “influyen en el desarrollo del sistema óptico”, afirma Carolina Rabanaque.
Según la oftalmología pediátrica, una vez pasan estos primeros meses de vida del bebe, los colores “Estimulan la retina y la corteza visual por lo que exponer el ojo del niño a toda la gama de colores es imprescindible para que desarrolle una visión perfecta”, concluye Rabanaque.

Periodista y mamá de dos niñas con las que aprendo cada día. ¿Conoces esa frase que dice “nada te prepara para ser madre pero ser madre te prepara para lo que sea”? Real como la vida misma.

tracking