Fertilidad masculina y embarazo

Líquido preseminal: ¿es posible quedarse embarazada? Qué es

Se suele pensar que, antes de la eyaculación real, no es posible el embarazo por la baja o nula cantidad de espermatozoides presentes. Pero, como han mostrado diferentes estudios, aunque el líquido preseminal no es producido por los espermatozoides (como sí ocurre con el esperma), sí puede contener algunos, aumentando el riesgo de embarazo no deseado.

El líquido preseminal consiste en un líquido que el hombre expulsa cuando se excita, y que tiende a ocurrir sobre todo antes de la eyaculación. Su principal función es la de actuar como un lubricante natural durante las relaciones sexuales, y es habitualmente conocido bajo el nombre de preeyaculación.

Es decir, consiste en un líquido que es expulsado justo antes del semen. Concretamente, consiste en un líquido blanquecino que sale de la punta del pene durante la excitación sexual, pero antes de que la eyaculación sea completa.

Las glándulas de Cowper son dos glándulas de pequeño tamaño -concretamente del tamaño de un guisante- que encontramos debajo de la glándula prostática, a cada lado del extremo más interno del pene. Producen un moco alcalino, y cada glándula posee distintos conductos que conducen a diversas secciones de la uretra. Precisamente, a través de estos conductos las glándulas envían este líquido durante la excitación sexual, pero antes de que ocurra la eyaculación real.

Y aunque procede de la glándula de Cowpers (y no de los testículos, como sí ocurre con el líquido seminal, o semen) sí puede contener espermatozoides vivos.

No en vano, muchas personas creen que este líquido no contiene espermatozoides, por lo que no habría riesgo de embarazo no deseado. Pero la realidad es que no es cierto, ya que existe muchísima información errónea sobre este tema, que puede llevar a engaño y creencias que no son del todo correctas.

¿Es verdad que el líquido preseminal puede contener espermatozoides?

Debemos tener en cuenta que el líquido preseminal es producido por una glándula, conocida con el nombre de glándula de Cowpers. Es decir, no es producido por los testículos, como sí ocurre con el semen (o líquido seminal). Es liberado antes de la eyaculación, y aunque es cierto que no contiene espermatozoides, esto no significa que no sea posible el embarazo al entrar en contacto con él y darse las condiciones necesarias como para que pueda producirse.

¿Por qué? Muy sencillo: es posible que los espermatozoides acaben filtrándose al líquido preseminal. Es lo que se conoce como “contaminación cruzada”, y algunos estudios han constatado que el semen puede permanecer en la uretra después de un encuentro sexual anterior, puesto que tanto el líquido preseminal como el propio semen en sí pasan a través de la uretra.

Por ejemplo, un estudio llevado a cabo en el año 2016 encontró espermatozoides perfectamente móviles en el líquido preseminal de alrededor del 17 por ciento de los participantes masculinos en la investigación. Poco tiempo antes, en 2011, otro estudio encontró espermatozoides móviles en el 37 por ciento de las muestras de líquido preseminal pertenecientes a 27 hombres diferentes.

No obstante, los expertos coinciden en señalar que orinar antes de mantener relaciones sexuales podría ayudar a eliminar el semen sobrante, reduciéndose con ello las posibilidades de que continúen aparecido espermatozoides en el líquido preseminal.

¿Cuáles son las principales funciones del líquido preseminal?

Se trata, de hecho, de un líquido que cumple con algunas funciones interesantes. Por ejemplo, ayuda a neutralizar la acidez presente normalmente en el tracto uretral. Y, además, actúa como un lubricante natural para las relaciones sexuales.

Debemos tener en cuenta que la uretra sirve como vía para la orina, y también para la propia eyaculación. La orina es naturalmente ácida, y parte de esa acidez permanece en la uretra incluso tiempo después de haber orinado. Sin embargo, los espermatozoides son sensibles a los niveles de pH y a la propia acidez de la orina.

Por suerte, el moco alcalino ayuda a neutralizar esa vía para que los espermatozoides puedan cumplir con su función. 

Entonces, ¿se puede quedar embarazada “solo” con el líquido preseminal?

Dado que las glándulas de Cowper no producen ni contienen espermatozoides, no siempre ocurre que el líquido preseminal pueda contenerlos. Sin embargo, si esto ocurre, su cantidad suele ser bastante baja; aunque solo basta con un espermatozoide para conseguir el embarazo. Por tanto, todavía sigue siendo posible.

Igualmente, las posibilidades son bastante bajas. Podemos mencionar nuevamente, por ejemplo, el estudio publicado en el año 2016 que encontró que el 17 por ciento de las muestras de líquido preseminal contenían espermatozoides en movimiento.

No obstante, se estima que las probabilidades originales de quedar embarazada con el líquido preseminal son verdaderamente pequeñas. Concretamente, se calcula que 4 de cada 100 mujeres se quedarán embarazadas utilizando el método de la “marcha atrás”, lo que significa que existe un riesgo de un 4 por ciento de probabilidad de que se pueda producir un embarazo.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Continúa leyendo