Ser Padres

Mucho cuidado con el Paracetamol en el embarazo

Son muchas las mujeres que toman paracetamol como remedio rápido para algunas molestias típicas del embarazo. Pero hay que tener mucho cuidado: su uso constante en la gestación podría provocar problemas en el feto.

En España, parece que el paracetamol sea un remedio para todo. Es el símil de la automedicación por excelencia. Sin embargo, durante el embarazo, la mujer solo debería tomarlo durante el menor tiempo posible y en dosis más bajas que las normales. Además, se recomienda que se tome solo si está recetado por un profesional.
Al menos, así lo atestigua un Documento de Consenso publicado en la revista Nature. El mismo ha sido redactado por un grupo de 91 médicos y científicos de Europa y América después de revisar varios estudios epidemiológicos ya publicados sobre este fármaco y su relación con el buen desarrollo del feto durante la gestación. “Es oportuno concienciar sobre que no es conveniente usar libremente paracetamol durante el embarazo, aunque sí cuando esté indicado por preinscripción médica”, afirma uno de los componentes de este grupo de investigación.

Más riesgo de trastornos del desarrollo en el feto

“El uso de paracetamol durante el embarazo puede alterar el desarrollo fetal y podría aumentar el riesgo de algunos trastornos del neurodesarrollo, la reproducción y urogenital”, asegura una de las científicas que ha firmado el consenso. Y es que, de acuerdo al mismo, el fármaco aumenta el riesgo de que el bebé sufra trastornos del neurodesarrollo, así como Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, trastorno del espectro autista, bajo coeficiente intelectual, infertilidad en el caso de los niños o pubertad precoz en el caso de las niñas.
En concreto, el estudio se refiere al riesgo de tomarlo entre la semana 8 y la 14, cuando se forma la mayor parte del sistema genitourinario del pequeño, ya que este medicamento podría afectar a su salud reproductiva. Los riesgos, de acuerdo al estudio, aumentan si se consume en el segundo o en el tercer trimestre del embarazo, aunque tomarlo más de dos semanas a final del primer trimestre también podría suscitar riesgos para la salud del pequeño que se forma dentro de la barriga de la mamá.

Sigue siendo el medicamento por excelencia para la fiebre

Pese a estos riesgos, los autores también atestiguan que el paracetamol sigue siendo el medicamento más seguro para tratar la fiebre en el embarazo. “El uso de paracetamol sigue siendo importante para el tratamiento de la fiebre alta y el dolor intenso que, de no tratarse, podría afectar al desarrollo del feto dentro de la tripa”, aseguran. Eso sí, en dosis más bajas de lo habitual y siempre con recomendación médica.
Sin embargo, el estudio pone de manifiesto que este uso es uno de los menos habituales durante el embarazo: el 65% de las embarazadas de Estados Unidos lo toma para tratar otros síntomas como el dolor de espalda, dolor de cabeza o dolor muscular. “Las evidencias son bastante fuertes como para que los médicos adviertan a las embarazadas contra el uso libre de paracetamol”, asegura el consenso. Por eso, instan a las agencias reguladoras (FDA y EMA) a hacer una evaluación de riesgo de este producto.

No es la primera vez que se alerta sobre su uso

Aunque esta revisión dará de qué hablar, no es la primera vez que la comunidad científica se opone al uso desproporcionado de paracetamol durante la gestación. Hace algunos meses os hablábamos de un estudio llevado a cabo por el Instituto de Salud Global de Barcelona que llegaba a la misma conclusión: la exposición prenatal al paracetamol aumenta el riesgo de padecer Trastorno del Espectro Autista o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad en los años posteriores al nacimiento.

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking