Lactancia: el bebé no engorda

Causas por las que un bebé no coge peso

2 minutos

Cuando un bebé no engorda o coge menos peso de lo normal es necesario actuar cuanto antes para solucionar el problema. Lo primero es saber por qué ocurre. El doctor Carlos González nos explica las causas.

Causas por las que un bebé no coge peso

Cuando el bebé no coge peso durante la lactancia es porque algo no va bien. Las causas pueden ser muy diversas, pero es necesario saber cuál es el motivo exacto para poder ponerle remedio. A veces son problemás técnicos de la propia lactanciua, otras veces son causas de la madre y otras del bebé. Repasamos todas las posibles causas.

Causas maternas que afectan a la lactancia

Aunque el bebé mame mucho y bien, no sale suficiente leche por:

  • Alteraciones del tiroide, como el hipotiroidismo y más raramente el hipertiroidismo. Muchas veces esta glándula se descompensa con el embarazo y el posparto y es preciso ajustar los tratamientos.
  • Ovarios poliquísticos.
  • Algunos medicamentos pueden disminuir la producción: estrógenos, ciertos diuréticos o antihistamínicos. Las tomas más frecuentes a veces compensan el efecto del fármaco.
  • Nuevo embarazo de la madre. En unos meses la producción disminuye drásticamente.
  • Falta de desarrollo o alteraciones de la glándula mamaria.
  • Pérdida importante de sangre durante el parto (normalmente la producción de leche se normaliza en pocas semanas).
  • Cirugía de la mama, sobre todo de reducción, si se han dañado los conductos. En el aumento, con las prótesis, los conductos no se tocan y no suele haber problemas.

Problemas técnicos al dar el pecho

La succión del bebé no es adecuada o hay elementos que la estropean por:

  • Mala posición: boca poco abierta, pecho poco metido en la boca…Muchos de los problemas que surgen durante la lactancia, como grietas en los pezones o mastitis, están relacionados con una mala postura al dar el pecho. Descubre las buenas posturas para dar el pecho.
  • Horarios rígidos: si el bebé necesita mamar cada hora, pero solo le dan cada tres, mal asunto. Es recomendable dar el pecho a demanda.
  • Agua, manzanilla, suero glucosado: si se le llena el estómago con agua, no puede mamar.
  • Chupete: si le entretienen con el chupete cuando lo que pide es el pecho… El chupete no engorda. No conviene ofrecer el chupete a los bebés hasta que la lactancia esté bien establecida, porque podría interferir. Cuando el bebé mama con normalidad, no hay ningún problema. En los bebés alimentados con biberón, se recomienda el chupete desde el primer día.

Causas infantiles que influyen en la lactancia

El bebé sufre una alteración que le impide mamar adecuadamente:

  • Frenillo lingual: bastante frecuente, produce dolor del pezón y escaso aumento de peso. El frenillo lingual es la membrana que sujeta la lengua por la línea media de la parte inferior se desarrolla incorrectamente, impide mamar o hablar con soltura. Es una malformación que se caracteriza por un frenillo duro, grueso y corto que resta movilidad a la lengua.
  • Hipotonía o falta de fuerza en el recién nacido. A veces se establece un círculo vicioso: si pierde demasiado peso, no tiene fuerzas para mamar.
  • Bebé prematuro o de bajo peso: los bebés nacidos antes de la semana 37ª de embarazo se consideran prematuros, y en ocasiones, no tienen la fuerza suficiente para mamar.
  • Retrognatia (mandíbula pequeña). Crece con el tiempo.
  • Síndrome de Down: tienen hipotonía y la lengua grande, lo que les dificulta mamar.
  • Cualquier enfermedad puede hacer que pierda el apetito, mame menos y pierda peso.
  • Algunas enfermedades, aunque sean leves, dificultan la succión del bebé: garganta inflamada, nariz tapada, mocos, otitis…

 

 

Etiquetas: alimentación del bebé, amamantar, bebé, carlos gonzález, dar a luz, lactancia, peso bebé, peso recién nacido, problemas para mamar

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS