Ser Padres

Juegos de construcción para estimular el cerebro del niño

Los juegos de construcción permiten estimular el cerebro del niño y trabajar de manera divertida su psicomotricidad desde el primer año de vida. Esta selección está especialmente pensada para ello.

Ver a un niño jugar es sinónimo de satisfacción: algo hemos hecho bien para que se esté entreteniendo de esa manera. Pero, cuando el peque juega, no solamente está divirtiéndose. También está aprendiendo, ya que el juego, o proceso lúdico, es su principal vehículo de aprendizaje.
A lo largo de su vida desempeñará diferentes juegos que le ayudarán a aprender y a orientarse en el mundo que le rodea. Entre todos ellos, existe uno que prevalecerá, incluso, durante la etapa adulta: los juegos de construcción.
Los peques comienzan a interesarse por las piezas de colores para encajar alrededor del primer año de vida, cuando ya tienen la psicomotricidad fina lo suficientemente desarrollada como para comenzar a hacerlo. Desde ese momento, estos juegos los acompañarán durante todas sus etapas de crecimiento (incluida la adolescencia) aunque, eso sí, irán complicándose cada vez más.
Aparte de ser una excelente opción para trabajar la imaginación y la creatividad, los juegos de construcción aportan otras muchas cosas buenas al proceso de aprendizaje del menor. Ayudan a trabajar la coordinación óculo-manual, ya que el niño tendrá que encajar las piezas correctamente. Además, desarrollan la psicomotricidad fina de manos y dedos y son perfectos para trabajar la concentración y la atención.
Pero, por encima de todos esos beneficios, existe uno del que podrán seguir beneficiándose siempre: los juegos de construcción estimulan el cerebro infantil. En concreto, son perfectos para las habilidades cognitivas del cerebro, debido a su desarrollo: el niño pondrá un objetivo, planificará cómo llegar hasta él, pensará cuáles son las piezas que mejor encajan y se irá anticipando a los siguientes pasos para ver las consecuencias negativas o positivas que puede tener cada uno y, así, conseguir llegar a la meta que se ha propuesto.
A sabiendas de los múltiples beneficios que reportan los juegos de construcción en los peques, hemos elaborado una galería con los mejores juegos de construcción para estimular el cerebro del niño. Están ordenados y especificados por edades, así que no todos sirven para cualquier niño. Para elegir el correcta habréis de fijaros en la edad recomendada y, sobre todo, en el ritmo de desarrollo de vuestro hijo (recordemos que cada niño tiene un ritmo diferente).

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking