Ser Padres

Ideas para jugar en el parque

Pasar la tarde en el parque les ofrece infinitas posibilidades de diversión: hacen ejercicio físico, desarrollan su destreza, su habilidad manual...

Los padres también valoramos muchísimo las actividades al aire libre. Después de una tarde entera de juegos" target="_self en el parque, y tras un buen baño, nuestro hijo se dormirá rápida y relajadamente.

¿Qué pueden hacer y qué no?

Juegos para los niños

Cada vez es más frecuente que los parques tengan columpios con un sencillo sistema de sujeción que cuenta con respaldo y cinturón y permite balancear tranquilamente a los más pequeños. Aunque, en general, con dos años tienen el suficiente desarrollo para columpiarse solos.
Es mejor que no suban a toboganes de más de un metro de altura si carecen de barandilla, y si la tienen, debe ser de dos alturas, para que ningún pequeño pueda colarse y caer por la parte inferior.
En cuanto a las instalaciones que tienen una especie de puentes con tablones distantes unos de otros, pueden atravesarlos con nuestra supervisión. Otra cosa son las anillas de las que pueden colgarse: los expertos aún los consideran pequeños para ellas (mejor a partir de tres años).
En muchos parques hay circuitos con túneles, pendientes, etc. Si son de baja dificultad, los niños de estas edades pueden atravesarlos. Para sacarles el doble de partido, podemos pedirles que vayan contándonos qué van a hacer frente al siguiente obstáculo: rodearlo, saltarlo, pasar por debajo, por encima...
Si el recorrido que elegimos para ellos es muy sencillito y se aburren a los dos minutos, una buena idea es proponerles que se desplacen entre los obstáculos dando saltos como la rana, el canguro... o galopando.
Necesitamos una cuerda, un aro o cualquier otra cosa que sirva para marcar el río imaginario. Jugamos a que paseamos tranquilamente por un bosque y nos encontramos ríos, piedras y todo tipo de imprevistos. Se trata de saltar el río sin mojarnos los pies, saltar la roca sin tocarla, etc. Es un juego perfecto para enseñar a los niños a saltar correctamente:
Tendremos que colocar varios obstáculos para poder mantenernos jugando 4 ó 5 minutos antes de parar a descansar de tanto salto. Cuando cojan práctica podemos incorporar variaciones:
Se necesita un lugar amplio y un día soleado. Es un juego de parejas. Uno tiene que atrapar, pisando, la sombra del otro, que intentará evitarlo caminando, moviéndose... Luego intercambiamos los papeles. Para evitar golpes o caídas, bastará que quien 'atrapa sombras' grité 'ya' cuando esté sobre la sombra del otro.
El gran comodín de los juegos, una gran diversión de niños y mayores. Unos preferirán darle patadas, y otros, pasársela con las manos a los papás. Todo vale. Es conveniente:
Aún es pequeño para el ' escondite tradicional', pero existen divertidas variantes: él cierra los ojos y nosotros ocultamos la pelota en algún lugar del recinto. Te en cuenta que:

Descubrir la naturaleza

Recoger un buen ramo de flores silvestres para papá o mamá es un buen modo de hacer disfrutar al niño de la belleza que nos rodea.
Asesora: Rosario Sánchez, psicóloga y psicomotricista. Isabel Fariñas, psicomotricista del Gabinete Logopédico y Psicomotor .
tracking