Ser Padres

Por qué los globos pueden ser muy peligrosos para los menores de 6 años

Explica los motivos la pediatra Anna Estapé, que advierte que los menores de 8 años no deben inflarlos, y menos sin supervisión de un adulto.

Los globos nos acompañan durante dos etapas del nuestras vidas: en la infancia y en la madurez, cuando tenemos hijos. Pasa el tiempo, cambian las costumbres pero algunas se quedan para siempre, y los globos en las celebraciones infantiles (y en las primaveras y veranos en los parques y piscinas, los de agua) son una de estas últimas.
Sin embargo, deberíamos plantearnos si está de los globos y los niños es una buena idea. Especialmente si hay si son muy pequeños los menores que van a jugar con los globos. Y es que estos están desaconsejadas con menores de seis años. Múltiples expertos han alertado sobre ello en alguna ocasión. La última en hacerlo ha sido en sus redes sociales y blog personal la pediatra Anna Estapé.

Explica la doctora Estapé que los globos de látex son “Uno de los juguetes más peligrosos para los niños, especialmente para los menores de 6 años”. Justo, un juguete o elemento decorativo que se utiliza muchísimo en fiestas infantiles por puro desconocimiento del peligro real que suponen.
La pediatra aporta una estadística preocupante que demuestra lo peligrosos que son los globos para peques menores de 6 años: “un 29% de las muertes por aspiración de cuerpo extraño no alimentario lo son por globos”, dice. El motivo de estos datos, señala la pediatra, es que los globos de látex “Tienen un material fino, suave y resbaladizo que fácilmente se puede adherir y amoldar a las vías respiratorias provocando una obstrucción y son difíciles de poder sacar de la boca”. 

Tres situaciones donde el riesgo aumenta

La doctora Anna Estapé enumera hasta tres situaciones en las cuales se ve aumentado considerablemente el riesgo de que un globo ponga en peligro la salud de un menor de 6 años.
La primera de ellas es cuando un peque intenta hincharlos. “Al intentar coger aire de forma intensa para poder hinchar el globo entre respiraciones, el niño/a puede aspirar parte de un globo para adentro”, dice. La segunda, es cuando está jugando un niño o niña “con un globo sin hinchar y se lo pone en la boca, lo muerde o chupa y traga un trocito”, continua. Y la receta, concluye la doctora Estapé, es “cuando un globo explota y se parte en trocitos pequeños y el niño/a se pone alguno en la boca”.
Carrera de globos

Globos

Por todo ello, la pediatra recuerda que los niños menores de 5 años no deben jugar ni manipular globos y que los menores de 8 tampoco deben intentar inflarlos, “especialmente sin la supervisión de un adulto”, matiza. Además, advierte de la importancia de deshechar automáticamente aquellos globos que estén rotos y de mantener fuera del alcance de los niños y niñas los globos que estén sin hinchar.
Por último, para las fiestas y cumpleaños infantiles, la doctora Anna Estapé recuerda que es posible utilizar globos que no comporten un riesgo para la salud de los peques: son aquellos globos que no estén fabricados con látex. Es fundamental, en cualquier caso, que los adultos supervisemos siempre que haya globos cerca de nuestros hijos e hijas y que seamos conscientes del peligro que entrañan aunque parezcan inofensivos.

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

tracking