Problemas con el orinal

Se aguanta las ganas de hacer caca: ¿qué hacer?

Retirar el pañal es un momento delicado para el niño y algunos optan por retener las heces y llega el estreñimiento.

orinal_bebé

"Adrián tiene dos años y medio. Desde que le quitamos el pañal, hace tres meses, tengo que insistirle para que se siente en orinal porque si no me pongo pesada, pasa días y días sin hacerla. Cuando lo consigue llora porque es muy dura. El pediatra le ha recetado un laxante pero no quiero que se acostumbre a tomarlo", nos dice Esther Sáez

El problema de Adrián es muy común cuando se retira el pañal antes de que el niño esté preparado para controlar esfínteres. El pequeño retiene la caca: se aguanta, las heces se vuelven más duras, el niño siente dolor al defecar y más se aguanta. Si la situación no se corrige, el niño puede acabar teniendo fisuras anales o hemorroides. En esos casos, lo mejor es volver a ponerle el pañal y esperar, cuando él pida “caca” o busque un lugar apartado para hacerla lo más probable es que esté preparado para ir sin pañal.

Otra solución que ayuda a evitar el estreñimiento es establecer una rutina. El funcionamiento del intestino es muy cíclico, así que puedes enseñar a tu hijo a ir al baño a ciertas horas, por ejemplo, después de las comidas, que es cuando aparece el reflejo de la defecación. Si el pequeño va a la escuela infantil, puedes comentar con la educadora que está dejando el pañal. En estos centros suelen sentar a los niños en el inodoro a la misma hora. Como los pequeños actúan por imitación, ver a sus compañeros le estimula a hacer lo mismo.

Si el niño utiliza el inodoro con un reductor, hay que colocar un banco para apoyar los pies que sea lo suficientemente alto para que sus piernas queden por encima del abdomen. Si sus pies cuelgan, se cierran los músculos del ano. También puede ayudarle ponerse en cuclillas sobre el reductor.

Si tiene estreñimiento, necesita un laxante

Si de verdad el niño tiene estreñimiento (heces duras y secas, como bolitas), el pediatra prescribirá un laxante oral hasta que el intestino recupere su tono y el niño pierda el miedo a ir al baño.

Muchos padres dejan de dar laxantes a su hijo a los dos o tres días, en cuanto el fármaco hace efecto, por miedo a sus efectos secundarios. El niño recae y el problema no se soluciona. Hay que seguir las recomendaciones del pediatra e ir ajustando la dosis hasta encontrar la que funciona. También hay que dejar este fármaco de forma gradual, para evitar el efecto rebote.

Cuando el niño tiene estreñimiento de verdad, no se debe dejar que pasen muchos días sin hacer deposiciones. Al principio también puede ser necesario utilizar un supositorio de glicerina o un enema pequeño para que salgan las heces duras que están retenidas y que forman un verdadero tapón. Pero no es conveniente que se acostumbre a hacer caca solo si le han puesto un supositorio.

Asesor: Doctor Victor Canduela, pediatra del Hospital de Laredo (Cantabria).

Etiquetas: 2 años, bebé, bebé estreñido, cacas del bebé, dejar el pañal, estreñimiento bebés

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS