Buscando el bebé

Qué es la línea de evaporación en la prueba de embarazo

Si el momento de realizar la prueba de embarazo suele suponer mucha tensión, nervios y cierta ansiedad, cuando aparece una línea más clara es normal que también surjan muchas dudas. ¿Qué significa la línea de evaporación cuando aparece, sobre todo después de un resultado negativo?

Qué es la línea de evaporación en la prueba de embarazo
Foto: Istock

Si es la primera vez que te realizas una prueba de embarazo, es normal que, a los nervios y a la preocupación acerca de cuál será el resultado, se le unan algunas dudas y preguntas no solo acerca de cómo hacerla, sino de su funcionamiento y de cómo se verá el resultado.

Aunque muchas de las dudas relacionadas con el resultado quedarían fácilmente resueltas con una prueba de embarazo digital (debido a que este tipo de pruebas son capaces de indicar en una pantalla digital si el resultado es positivo e incluso informarán acerca del número de semanas de embarazo), puede no ocurrir lo mismo ante las pruebas tradicionales.

Es más, aunque no se trate de la primera vez, cuando se realiza es evidente que lo que se desea es seguir las instrucciones y hacerla correctamente. Sin embargo, uno de los errores más comunes suele tener especial relación con la lectura del resultado final. ¿Qué significa la línea de evaporación, cómo se ve y por qué aparece? ¿Es esa línea tenue un resultado positivo o negativo? 

Aún cuando es cierto que este tipo de pruebas pueden resultar muy estresantes, sobre todo hasta el momento en que aparece el resultado, conocer algunos aspectos y detalles relacionados con la conocida como línea de evaporación será de mucha ayuda a la hora de despejar algunas preguntas y dudas comunes.

¿Qué es y en qué consiste la línea de evaporación del test de embarazo tradicional?

Es cierto que, con la llegada a las farmacias de las pruebas de embarazo digitales, los test tradicionales han caído en desuso. A pesar de ello, es verdad que siguen convirtiéndose en una opción bastante más económica e igual de sencilla de usar, aunque es imprescindible saber interpretar bien el resultado que aparece.

Desde un primer momento, debemos tener en cuenta algo fundamental: una línea de evaporación no indica embarazo. Es decir, no puede ser entendida como una confirmación del embarazo, especialmente cuando esa línea aparece mucho tiempo después del período indicado por el fabricante para visualizar el resultado.

De hecho, una línea de evaporación consiste básicamente en una línea que aparece en la prueba de embarazo una vez que la orina se ha evaporado o secado. Por este motivo, aunque se pueda pensar en un primer momento que se trata de un resultado positivo, si dentro de la ventana de tiempo de lectura de la prueba el resultado fue negativo, entonces se tratará, efectivamente, de una línea de evaporación.

 

Este error en la lectura suele producirse cuando, por ejemplo, la mujer se realiza la prueba de embarazo con normalidad, cuyo resultado fue negativo, y la desecha en la basura o la deja olvidada en el baño.

Línea de evaporación
Foto: Istock

Al cabo de un rato, generalmente con el paso de las horas, es común que después de que la orina se evapore o se seque, aparezca una línea suave donde debería haber aparecido el resultado positivo (en caso de que se estuviera embarazada). Es normal pensar que pudo haber sido un error, y que en realidad el test es positivo, pero se trata básicamente de un error.

La mayoría de las pruebas de embarazo aconsejan leer los resultados dentro de los 10 minutos después de tomar la muestra de orina. De manera que cualquier línea que se muestre o aparezca después no podrá tomarse como un resultado fiable. Y, en caso de duda, deberá volverse a repetir con un test nuevo.

Por lo general, es fácil distinguir si nos encontramos ante un resultado positivo o una línea de evaporación, ya que es muy común que esta última tenga una apariencia muchísimo más clara. 

Por ejemplo, si la tonalidad del resultado debe ser rosado, lo habitual es que la línea de evaporación se muestre con una tonalidad gris clara.

Sin embargo, si la línea del resultado debería ser azul, puede aparecer gris o, simplemente, un tono azul mucho más claro. Además, en muchas ocasiones también ocurre que esa línea es más fina y de grosor desigual.

De ahí que sea imprescindible leer bien las instrucciones del producto antes de usarlo. Y, sobre todo, observar el resultado de la prueba dentro del período de tiempo indicado por el fabricante.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo