Ser Padres

Cuentos y libros para hablar de amor con los niños

Cuentos y libros para leer con los niños para ir descubriendo el amor, uno de los sentimientos más hermosos que existen y que está presente en nuestra vida desde el momento en el que nacemos. ¡Y no solo el amor hacia la pareja! El amor es un cuento en sí mismo...¡busquemos cómo contarlo!

Aunque tenemos asociado el concepto de amor al de amor romántico, el que se da entre dos miembros de una pareja, lo cierto es que hay muchos tipos de amor. Está el amor fraternal, el amor que se siente por un amigo, por un familiar, por una mascota… Son muchas las formas en las que podemos manifestar amor, y así se lo hemos de enseñar a nuestros hijos desde edades tempranas. Eso y que es igual de importante querer, como saber querer bien y respetuosamente. Cuando se trata de explicar ciertos conceptos a los niños, existen herramientas que ayudan a los padres a conseguirlo de la mejor manera.
Es el caso, precisamente, de ese sentimiento: el amor. ¿Cómo explicárselo sin caer en tópicos? Existen muchísimos libros y cuentos infantiles que te ayudarán a ello.
Dicen que quien tiene un amigo, tiene un tesoro. Y qué podríamos decir de las madres, padres, compañeras, confidentes, y amigos incondicionales... ¡un tesoro se queda corto para ellos! Reforzar el vínculo madre-hijo, vínculo padre-hijo, vínculo abuelo-nieto desde etapas tempranas con actividades como leer un cuento también permiten fortalecer su desarrollo, aspecto vital a la hora de construir sus futuras relaciones sociales.
¿Qué es el amor? Científicos de la Universidad de Granada, pertenecientes al Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC), han llevado a cabo los estudios más completos realizados hasta la fecha sobre los mecanismos fisiológicos que provoca el amor en las personas, midiendo estos efectos tanto a nivel central (esto es, cerebral) como periférico (cardíaco, muscular y de sudoración).
Su trabajo ha determinado que, cuando una persona está enamorada y contempla una fotografía de la cara de su amado/a (algo que también ocurre si es un familiar querido, como el padre o madre), se produce lo que los científicos de la UGR han denominado “taquicardia afectiva”: su corazón sufre una deceleración inicial (disminuye la frecuencia cardíaca durante unos segundos) para posteriormente acelerarse rápidamente.
Además, la visión del rostro de la persona amada aumenta la sudoración o conductividad eléctrica de la piel a partir del primer segundo y medio, y provoca una activación del músculo cigomático facial, que es el responsable de la sonrisa. Este último patrón se produce en mayor medida en las chicas que en los chicos, debido, probablemente, a cuestiones culturales, ya que las mujeres tienen una mayor facilidad para expresar sus emociones que los hombres. Por último, a nivel central, la actividad cerebral que se produce es mucho mayor cuando contemplamos fotos de personas queridas que las de desconocidos.
Porque a los más pequeños también les gusta celebrar el día de los enamorados, que desde Ser Padres reivindicamos que San Valentín son todos los días, y escuchar preciosas historias de amor. Como siempre las tenemos para todos los gustos y edades. Espero que encontréis la propia para vuestros pequeños.
tracking