Ser Padres

¿Los anticonceptivos pueden provocar la caída del cabello?

La caída del cabello siempre suele ser algo difícil de aceptar tanto para los hombres como para las mujeres. Pero, ¿qué hay de cierto en que los anticonceptivos originales puedan influir en ello? ¿Es un mito o una realidad?

La salud del cabello se encuentra íntimamente ligada a las hormonas sexuales. De ahí que un desequilibrio entre la progesterona, el estrógeno y la testosterona pueda provocar, particularmente, fragilidad capilar o la caída del cabello en las mujeres.
Y esto es lo que, de hecho, explica por qué la alopecia temporal suele ser tan habitual durante determinados períodos donde surgen fluctuaciones y trastornos hormonales, como podría ser el caso del embarazo y la menopausia.
Pero, ¿qué ocurre con los anticonceptivos hormonales? Lo cierto es que, como indican los expertos, las píldoras anticonceptivas pueden contribuir a la caída del cabello. Así, algunas mujeres pierden más cabellos cuando toman anticonceptivos orales. Y otras, sin embargo, notan un aumento del crecimiento después de dejarla. ¿Por qué ocurre?

¿Cuál es el vínculo entre los anticonceptivos y la caída del cabello?

Lo cierto es que los anticonceptivos orales pueden causar la pérdida de un poco de cabello adicional. Pero, para llegar a las causas, es necesario comprender un poco más acerca de cómo ocurre el crecimiento del cabello.
El crecimiento del pelo sucede en distintas fases, a medida que pasa del crecimiento al reposo y, finalmente, al desprendimiento (o pérdida). La principal razón por la que el cabello podría caerse como resultado de tomar un método anticonceptivo es que el anticonceptivo oral hormonal puede alentar al cabello a permanecer en la fase de reposo, también conocida como telógena, manteniéndose así durante mucho tiempo.
Debemos tener en cuenta que, durante esta fase, el cabello se cae entre 25 y 100 mechones por día, y no crece activamente. Esto significa que estamos perdiendo cabello durante un período prolongado de tiempo.

¿Hay que preocuparse?

Foto: Istock

Caída del pelo y anticonceptivosFoto: Istock

En ocasiones, cuando las mujeres experimentan una pérdida de cabello como consecuencia de las píldoras anticonceptivas, el cuerpo únicamente necesita reajustar las hormonas a niveles más regulares.
De hecho, en la mayoría de las ocasiones, la pérdida de cabello a consecuencia de los métodos anticonceptivos suele ser inofensiva y temporal. Por lo general, tiende a remitir por sí sola.
Pero, en algunos casos, especialmente cuando existen antecedentes familiares de calvicie, es posible que la pérdida de cabello sí se vuelva preocupante. De ahí que sea esencial comprender qué está sucediendo.

¿Cuáles son las causas reales?

Los expertos han encontrado que los anticonceptivos con progestina suelen ser los principales “culpables” de esta caída. ¿Por qué? Principalmente porque tiene andrógenos (hormonas masculinas), por lo que el aumento de los receptores de andrógenos puede influir en la caída del cabello.
Sin embargo, cuando la caída del cabello por métodos anticonceptivos se convierte en un problema, lo cierto es que existen fórmulas que pueden ser útiles para evitarlo.
Por ejemplo, el estrógeno puede eliminar temporalmente la producción de andrógenos. Esto aumentaría, a su vez, en la sangre una proteína conocida con el nombre de globulina fijadora de hormonas sexuales.
Esta globulina acaba uniéndose a la testosterona libre en el torrente sanguíneo, de manera que existe menos cantidad de testosterona disponible para causar la caída del cabello. Dicho de otra forma, la anticoncepción hormonal con alto contenido en estrógenos puede acabar fortaleciendo la salud capilar. De ahí que, curiosamente, la caída del cabello pueda observarse cuando se suspende este método anticonceptivo.

¿Se puede tratar?

Cuando se observa una caída del cabello adicional después de comenzar con el tratamiento anticonceptivo, es posible cambiar la anticoncepción, lo que podría ayudar a detener la caída en las mujeres.
Aunque no suele ser preocupante, sí puede llegar a ser estresante. La clave está en enfocarse en el cuidado capilar, optando por algunos consejos básicos, como tomar un multivitamínico (si existen deficiencias de vitaminas o minerales), seguir una dieta saludable, limitar el uso de dispositivos que aportan calor al cabello, y minimizar el estrés.
No obstante, dado que la alopecia, en ocasiones, se debe a otras causas (como el estrés o diversos tratamientos farmacológicos), es recomendable consultar al médico.

Colaborador de Ser Padres, especializado en divulgación científica y sanitaria, maternidad y embarazo. También se dedica a la verificación de hechos (fact-checking).

tracking